Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Revelan que Brad Pitt ya estuvo en la Amazonía con los demandantes de Chevron

El actor Brad Pitt, junto al abogado Pablo Fajardo, del equipo de los demandantes de Chevron, en una foto de Reuters de 2012, tomada en la amazonia ecuatoriana, y difundida por el diario El País.

El actor Brad Pitt ya ha recorrido, en 2012, la zona de la amazonía ecuatoriana afectada afectada por la explotación petrolera de la compañía Texaco entre la década de los setenta y ochenta. Su guía ha sido Pablo Fajardo, abogado de los demandantes de Chevron y miembro del equipo de abogados del estadounidense Steven Donziger, que encabeza la ofensiva legal contra la petrolera.


Publicidad

El hecho ha sido informado por el diario español El País días después del inicio de una campaña, impulsada por el presidente Rafael Correa, pidiendo al actor que venga a la zona para que palpe personalmente la contaminación en la amazonía cuya responsabilidad se atribuye a Chevron.

Según El País, el propio Fajardo ha contado que llevó a Brad Pitt a las piscinas de crudo que Texaco dejó a la intemperie y que el actor mostró interés por apoyar las iniciativas sanitarias en la zona.

En concreto, el Gobierno de Ecuador ha pedido al actor y productor Brad Pitt que haga “lo correcto” y no lleve al cine el libro La Ley de la Selva, escrito por el periodista estadounidense Paul Barrett, y del que ha adquirido los derechos.

En él se cuenta el supuesto fraude que está detrás de la batalla judicial que Chevron perdió ante las comunidades de la amazonía ecuatoriana perjudicadas por el vertido sistemático de petróleo entre 1964 y 1992. La campaña lanzada por Ecuador pretende evitar que Brad Pitt produzca la película. Con el hashtag #BradDoTheRightThing, se puede encontrar una carta abierta dirigida al actor en la que se lee: “Te invitamos a hacer lo correcto. Te invitamos a mantener los derechos de este libro —una ficción que tiene el potencial de hacer mucho daño a causa de las mentiras y la desinformación que propaga—. Te invitamos a hacer nada con esos derechos”.