Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Si no tienen, tendrán que vender acciones, y se democratiza la sociedad”, tuitea Correa

Quito (Pichincha), 1 jun 2015.- El Presidente de la República, Rafael Correa, dio por inaugurados los VI Juegos Deportivos Nacionales Juveniles 2015. El acto tuvo lugar en el estadio Olímpico Atahualpa de la capital. Foto: Mauricio Muñoz / Presidencia de la República

El Presidente de la República, Rafael Correa, ha precisado ayer en su cuenta de Twitter, que de acuerdo a las nuevas tablas propuestas para el impuesto a la herencia, las tarifas se aplican sobre el excedente una vez restada la base impositiva, por lo que quien “recibe un millón de dólares” pagará “un impuesto real de 38%”.


Publicidad

Ayer, el Comité Empresarial Ecuatoriano manifestó su preocupación por la Ley de las Herencias. Richard Martínez, presidente de la Cámara de la Industria y de la Producción de Pichincha, citado por El Universo, ha asegurado que para los empresarios generaría una afectación, tomando en cuenta que el 80% de las empresas tienen una estructura familiar. Así, la preocupación principal de los empresarios es qué va a pasar cuando se haga la dación y los herederos no tengan la liquidez para cubrir los montos del impuesto.

Correa ha comentado que “si no tienen, tendrán que vender acciones y se democratiza la propiedad”.

Correa dijo en su enlace que está muy bien que quienes más tienen paguen altos montos, pues “esta riqueza también se ha hecho con recursos sociales”. Además aseguró que el proyecto no está elaborado para los pobres ni para la clase media, sino para los ricos.

El domingo, el asambleísta de PAIS Virgilio Hernández, presidente de la comisión de Régimen Económico, ha declarado al diario El Comercio que la sociedad entera tiene derecho sobre las herencias que una persona deja al morir. “La base conceptual que justifica cualquier tributo a la herencia es que cualquier proceso de acumulación no solo demanda el esfuerzo individual de quien genere ese capital, sino que es un proceso social. Cuando se provoca la herencia, tienen derechos no solo los herederos legítimos sino la sociedad”, dijo.