Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Fumamos la pipa de la paz”, dice Monseñor Trávez después de reunión con Patiño

Quito (Pichincha), 29 junio 2015.- El Presidente de la República, Rafael Correa, mantuvo un almuerzo con representantes de la Iglesia y periodistas en el Palacio de Carondelet. Foto: Carlos Silva / Presidencia de la República.

Quito.- Monseñor Fausto Trávez, el arzobispo de Quito y presidente de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana se reunió con el canciller Ricardo Patiño para limar asperezas entre la Iglesia y el gobierno.


Publicidad

“Fumamos la pipa de la paz” declaró el religioso a Diario El Comercio al salir de la reunión con Patiño, la cual se prolongó por 40 minutos. “Hemos resuelto terminar esta polémica”, ha asegurado Trávez y agregó que el gobierno reconoció que s les fueron las palabras y las manos. El arzobispo de Quito piensa que el presidente Correa está “compungido” y no “quiere que la Iglesia sufra ni ningún pastor”.

También declaró al rotativo quiteño: “Tenemos tantas cosas de qué preocuparnos y no conviene estar en una polémica que permita a la gente poner su atención en la diferencia entre Estado e Iglesia”.

En su más reciente sabatina el presidente Correa expresó que el gobierno envió una carta al Nuncio Apostólico por el comentario de monseñor Antonio Arregui, arzobispo de Guayaquil, quien dijo que el diálogo convocado por el gobierno necesita “recuperar credibilidad”. La respuesta la dio el secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, que en un parafraseo al presidente Jaime Roldós (en declaraciones contra el entonces diputado León Febres Cordero), calificó al religioso como “insolente recadero de la derecha”.

A criterio de Trávez esa carta de Correa al Nuncio Apostólico pedía, solamente, que los religiosos no intervinieran en política. El arzobispo capitalino dijo que expresó a Patiño que no pudieron “haber dicho eso” sobre monseñor Arregui, según relata El Comercio. También comentó a ese periódico que vio al canciller “muy cambiado y bastante sufrido”.

Patiño, por medio de su cuenta de Twitter, manifestó lo siguiente: “Hemos acordado mantener los espacios de diálogo para consolidar las excelentes relaciones entre el Gobierno nacional y la Iglesia Católica. Con Monseñor Trávez hemos recordado los mensajes de amor, solidaridad y humildad ofrecidos por el papa Francisco en su reciente visita”. (I)