Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Abdalá Buracam demandará al Estado por 200 millones de dólares

El expresidente ecuatoriano Abdalá Buracam, asilado en Panamá tras ser derrocado en 1997, dijo hoy a Efe que el próximo 26 de octubre presentará ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) una demanda contra el Estado ecuatoriano por 200 millones de dólares.


Publicidad

Bucaram señaló que el reclamo será por lesiones personales y estado de indefensión, tomando como precedente, indicó, una condena por 15 millones de dólares que impuso la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) al Gobierno de Ecuador por “defenestrar” a varios magistrados del Supremo ecuatoriano sin juicio previo.

El derrocado presidente (1996-1997) agregó que este precedente es importante ya que su demanda se basa “justamente en lo mismo”, porque tampoco se le hizo un juicio político previo, “como manda la Constitución, declarándome loco y robándome el poder”.

A esto se suma, según Bucaram, que un presidente de la Corte Suprema de Justicia de Ecuador le inició un proceso penal “sin ninguna autorización del Congreso Nacional, como correspondía en la Constitución” Política.

Además de la demanda por 200 millones de dólares que Bucaram dijo que presentará en nombre suyo y de su familia, también pedirá que se eliminen las providencias que impiden que él “transite libremente” por su país.

Bucaram señaló que el próximo 25 de octubre viajará a Washington DC a interponer su reclamación ante la CIDH, acompañado del abogado y exembajador panameño ante la Organización de Estados Americanos (OEA) Guillermo Cochez, así como de tres constitucionalistas de su país y de miembros de la Comisión Ecuatoriana de Derechos Humanos.

El exmandatario manifestó que la cancillería panameña ya fue comunicada de su viaje, que se extenderá hasta el día 28, y que aprovechará para reunirse con varios senadores.

Destacó que aportará como “pruebas sustanciales” declaraciones de varios expresidentes ecuatorianos que reconocen, aseguró, “que no me hicieron un juicio político previo y se me destituyó violando la Constitución”.

“Así que entro en esa guerra, no solo como una herramienta para que me dejen en paz y me permitan regresar a mi país, sino también como una acto de justicia para sentar un precedente cultural en la patria de que las persecuciones políticas y los atentados a los derechos humanos no son buenos para nadie”, remarcó Bucaram.

Añadió que parte de la demanda es la “grave situación de salud” por la que ha atravesado estos años de exilio, con dos infartos y una miocarditis, y también, resaltó, “el atentado permanente a mi libertad de expresión por parte del Gobierno ecuatoriano”.

En octubre de 2013, el Gobierno panameño advirtió una vez más a Bucaram que se abstenga de hacer declaraciones políticas por las redes sociales en contra de la Administración del presidente deEcuador, Rafael Correa.

A Bucaram ya la habían llamado dos veces la atención por lo mismo, la primera en febrero de 2006 y la segunda en junio de 2007, ambas en la Administración del expresidente Martín Torrijos (2004-2009).

El 6 de febrero de 1997 el Congreso ecuatoriano destituyó a Bucaram por “incapacidad mental” para gobernar y declaró vacante la presidencia de la República. EFE [I]