Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Secom dice que defensa de DD.HH. compete al Estado, no a Fundamedios

Foto: Fundamedios

Quito.- La Secretaría de Comunicación ha negado una solicitud de Fundamedios de reformar su estatuto a fin de que esa organización pueda “asociarse para defender la libertad de expresión”, según comunicó la fundación.


Publicidad

En un oficio del 20 de octubre, la Secretaría de Comunicación comunicó a Fundamedios su decisión. El oficio está suscrito por el director de asesoría legal de la Secom, Christian Hernández, quien manifestó lo siguiente: “Conforme el artículo 11 número 9 de la Carta Fundamental, el más alto poder del Estado consiste en respetar y hacer respetar los derechos garantizados en la Constitución, en consecuencia, resulta inadecuado e incongruente que una  persona jurídica de derecho privado pretenda a través de reformas estatutarias internas atribuirse la calidad de defensora o protectora de los derechos fundamentales cuando la norma suprema claramente establece que tal obligación le corresponde al Estado ecuatoriano. Asimismo, la Constitución de la República, en el artículo 99, determina categóricamente que la acción ciudadana será presentada ante autoridad competente de acuerdo con la ley y se ejercerá en forma individual o en representación de la colectividad, cuando se produzca la violación de un derecho o la amenaza de su afectación. Es decir, existen mecanismos establecidos constitucionalmente para la defensa de derechos fundamentales como la libertad de expresión y asociación. Por tanto, no es procedente que una organización sin fines de lucro pretenda atribuirse facultades jurídicamente atribuidas a la administración pública”.

La Secretaría de Comunicación es el ente estatal que desde inicios del 2014 regula a Fundamedios. El 25 de septiembre del presente, la entidad estatal archivó un proceso con el cual pretendía disolver la personalidad jurídica de Fundamedios, para que deje de existir. (I)