Ecuador. Domingo 28 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa ve intentos de desestabilización en las protestas

Quito (Pichincha), 07 abr 2016.- El Presidente de la República, Rafael Correa, celebró un cumpleaños inusual junto a cientos de ciudadano que no sólo asistieron a la Plaza Grande para apoyar su proyecto político, sino para cantarle un feliz cumpleaños. Foto: Carlos Silva / Presidencia de la República

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, opinó que podrían haber intentos desestabilizadores en las protestas convocadas por grupos opuestos a los nuevos impuestos que impulsa su Gobierno.

Correa, que presidió una concentración oficialista en Quito, defendió la reforma que se tramita en la Asamblea Nacional (Parlamento) y que propone aumentar los impuestos a los cigarrillos, el alcohol y las bebidas azucaradas e impulsa el uso del dinero electrónico.

El mandatario, que tildó a la protesta opositora como “la marcha del tabaco y ron”, dijo que esta no solamente se ha convocado contra la reforma tributaria, sino que, según él, para tratar de desgastar al Gobierno.

“No es solamente la marcha del tabaco y ron”, sino es una movilización “para inmovilizarnos, desgastarnos y de ser posible desestabilizarnos”, señaló el gobernante.

Insistió en su posición de que los grupos de oposición de derechas del continente, junto con algunos medios de comunicación y corporaciones poderosas, que no identificó, llevan adelante una “restauración conservadora” en la región, dirigida, especialmente, contra los llamados Gobiernos progresistas.

Correa dijo que esa estrategia está presente en Venezuela, Bolivia y Brasil, pero remarcó que en Ecuador esos grupos “no pasarán”.

Destacó el nivel de movilización del oficialismo que se concentró hoy en la plaza de La Independencia, en el casco colonial de Quito, y dijo que esa demostración es “una nueva victoria de la Revolución ciudadana”, como denomina al modelo de Gobierno que aplica en el país.

Asimismo, calificó como un “fracaso de la oposición” la concentración donde miles rechazaron la política económica del Ejecutivo y criticaron el paquete tributario impulsado por el mandatario.

Correa aseguró que en la concentración oficialista “no están los banqueros” ni los políticos tradicionales, a los que culpó de la crisis que soportó el país en 1999, considerada la peor de la historia de Ecuador.

Lo dijo en referencia al banquero Guillermo Lasso, líder del movimiento político Creando Oportunidades (CREO) y quien se ha presentado como futuro candidato a los comicios presidenciales de febrero del próximo año.

Desde el pretil del Palacio de Gobierno y frente a la concentración de sus simpatizantes, Correa llamó a la población a defender la “Revolución ciudadana” y los logros alcanzados en su Administración en temas como la vialidad, la educación, la salud y los derechos colectivos.

Por contra, los grupos ciudadanos que se concentraron hoy en la avenida de Los Shyris, en un sector comercial del centro-norte de Quito, volvieron a pedir la salida del poder de Correa.

“Fuera Correa, fuera”, gritaron los manifestantes, como ya lo han hecho en repetidas protestas efectuadas en ese mismo sitio, casi todas ellas respondidas por concentraciones del oficialismo.

A la movilización opositora, convocada desde las redes sociales, se adhirieron, entre otros grupos sociales, varios militares en situación de retiro que critican al Gobierno.

Un fuerte contingente policial resguardó la concentración opositora que extendió en la avenida una enorme bandera con los colores del estandarte nacional: amarillo, azul y rojo.

Carteles en los que se tildaba a Correa como “prepotente” y al Gobierno de él como una “dictadura” exhibieron muchos de los críticos, vestidos de negro en señal del “luto que vive la Patria”, según dijeron.

Las movilizaciones de ambos bandos también se reprodujeron en la ciudad portuaria de Guayaquil, la más poblada del país y considerada bastión de la oposición, que concluyó con dos personas detenidas por choques con la Policía, según varios medios de comunicación.

También las concentraciones se han repetido en ciudades como Cuenca y Portoviejo, pero, de momento, no se ha informado de incidentes mayores. EFE (I)