Ecuador. Jueves 25 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fiscal formula cargos por muerte de líder de AVC hace treinta años

Arturo Jarrín Jarrín.

El Fiscal General del Estado, Galo Chiriboga, ha acudido al edificio de la Corte Nacional de Justicia para formular cargos contra trece personas por el supuesto asesinato del líder de la guerrilla Alfaro Vive Carajo, Arturo Jarrín Jarrín, quien murió el 26 de octubre de 1986, según la versión oficial, en Quito, durante un enfrentamiento armado con la Policía Nacional.

El Fiscal ha formulado cargos contra once policías en servicio pasivo y dos civiles. Los acusa de detención ilegal, tortura y ejecución extrajudicial, en el marco de un crimen de lesa humanidad. El Fiscal ha presentado 37 supuestos elementos de convicción, entre informes, pericias y versiones.

La jueza Silvia Sánchez ha ordenado prohibición de salir del país contra diez de los acusados, y prisión preventiva contra tres: el general Edgar Vaca, Holger Santana y Gustavo Lemus. Los tres ser encuentran fuera del país, y según la Fiscalía existen indicios suficientes de que podrían ser autores o cómplices de la infracción.

Según la cuenta de Twitter de la Fiscalía, los casos de supuestas ejecuciones extrajudiciales involucran a miembros de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas del Ecuador. La Ficalía reitera que las investigaciones “no significan persecución a las instituciones policiales ni militares del Ecuador”.

Al comienzo de la década de los ochenta, Arturo Jarrín Jarrín, lideró el grupo terrorista Alfaro Vive Carajo, que ejecutó asaltos a bancos, asesinatos y un secuestro, muriendo en circunstancias no aclaradas en 1986, durante el gobierno del presidente León Febres Cordero. La versión oficial dice que Arturo Jarrín murió en Quito durante un enfrentamiento armado con la Policía. La versión de Alfaro Vive es que fue capturado vivo en Panamá por la Policía del dictador Manuel Antonio Noriega, y que posteriormente fue asesinado en cautiverio.

Alfaro Vive Carajo, que empezó sus acciones en 1983, durante el gobierno democrático de Osvaldo Hurtado, fue una guerrilla comunista, aliada con el M-19 de Colombia, que tenía como objetivo tomar el poder por las armas para instaurar un gobierno de inspiración cubana.

Tres parientes de Arturo Jarrín han ocupado cargos prominentes en el gobierno de Rafael Correa: un hermano, Edwin Jarrín es actualmente vicepresidente de la Comisión de Participación Ciudadana; la mujer de este, Soledad Buendía, ha sido Ministra de la Política y legisladora de PAIS. Otra cuñada, Rosa Mireya Cárdenas, es Secretaria Nacional de Gestión de la Política.