Ecuador. jueves 21 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Farrón de año nuevo en casa incautada de Alex Bravo, en Esmeraldas

La Policía Nacional llegó, la noche de ayer, hasta la casa incautada al exgerente de Petroecuador, Álex Bravo, en la ciudad de Esmeraldas, para comprobar la denuncia de una supuesta fiesta organizada en el inmueble. A su llegada, se encontraron con personas al interior de la vivienda, algunos de ellos serían funcionarios de la Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (INMOBILIAR), entidad que estaba a cargo de la propiedad tras la incautación.


Publicidad

Según informó diario La Hora, policías comprobaron que al interior del lujoso inmueble, que es parte de la evidencia en el proceso por corrupción que ha bañado a Petroecuador, había una fiesta.

Desde el interior, dos hombres salieron a recibir a los uniformados. Uno llevaba en su mano derecha un vaso con hielo, mientras con la izquierda trataba de impedir el ingreso de familiares de Bravo, quienes insistían en que el bien no le pertenece. “Tampoco es suyo”, increpó el sujeto.

“Hagan la denuncia con los jueces”, desafiaba con voz gangosa y, con más fuerza, quería cerrar el portón café.

Previamente, su compañero de fiesta justificaba ante los policías que estaban celebrando una “reunión de Navidad y Año Nuevo”.

De pronto, cuatro mujeres y los dos hombres abandonaron el inmueble. Ninguno abordó los carros de lujo, dos de ellos sin placas, que permanecieron estacionado.

Cuando el reloj marcaba las 23:40 y el fiscal de turno, Diego Pérez Gallo, estaba en la casa, una mujer llegó en un taxi y se llevó el auto estacionado en la puerta de la casa del exfuncionario, detenido desde el 16 de mayo en Quito.

A las 00:23 de hoy, dos policías de servicio urbano escoltaron hasta el patrullero a dos supuestos funcionarios del Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (INMOBILIAR).

Ambos salieron con la cabeza gacha. La escena se repitió con los otros cuatro sujetos que, tras la orden del Fiscal, quedaron retenidos por 8 horas para investigación. Similar disposición se aplicó a las dos mujeres que se cubrieron el rostro con suéteres y abordaron la camioneta policial, que estuvo estacionada detrás del auto rojo con el sello de INMOBILIAR.

“Aparentemente funcionarios de INMOBILIAR estaban en el interior de dicho inmueble realizando actividades muy diversas…”, detalló al final del operativo el Fiscal, tras aclarar que la casa, que estaba bajo custodia de la propia empresa INMOBILIAR, temporalmente queda con vigilancia policial.

Se dispuso la colocación de sellos de seguridad en las puertas de acceso. Previamente, agentes de Criminalística policial fijaron las evidencias.

De acuerdo con el personal policial que ingresó a la casa incautada a Álex Bravo, en la casa se encontraron botellas de whisky.

Fuente: La Hora

Separan a funcionarios de Inmobiliar por uso incorrecto de bienes incautados por el Estado

La separación inmediata y la presentación de una denuncia penal contra los funcionarios de Inmobiliar, que habrían dado un mal e incorrecto uso a bienes incautados por el Estado en Esmeraldas, fue el anuncio que hizo el secretario Nacional de la Administración Pública, Pedro Solines, mediante su cuenta de Twitter.

La disposición llega a tan solo horas de que se conociera de la realización de una fiesta en una vivienda incautada en Esmeraldas a Álex Bravo, exgerente de Petreoecuador, quien es investigado por los delitos de enriquecimiento ilícito, cohecho, delincuencia organizada y lavado de activos, hechos que se desprenderían de actos de corrupción que habrían ocurrido en Petroecuador.