Ecuador. Martes 22 de Agosto de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lenín Moreno, el sucesor de Correa que busca cambiar estilo en Ecuador

Lenín Moreno.

Lenín Moreno, vicepresidente de Rafael Correa entre 2007-2013, es ahora el candidato a sucederle, en el marco de una planificación oficialista que busca mantener en Ecuador la “Revolución ciudadana” con radicalidad, aunque con un estilo más tolerante.


Publicidad

En noviembre pasado, cuando el movimiento Alianza País buscaba a su candidato presidencial, tras la decisión de Correa de dejar definitivamente el poder tras una década en el cargo, casi nadie en sus filas dudaba que debía ser Moreno, dada su trayectoria y conexión con la población.

Y es que Moreno, quien desde 1998 usa silla de ruedas tras quedar parapléjico por una herida de bala producida durante un asalto, impulsó como vicepresidente varios programas de asistencia en favor de discapacitados, sobre todo de los estratos más pobres.

Esas políticas en favor de “los más olvidados de entre los olvidados” le merecieron la gratitud del pueblo y el reconocimiento internacional, pues muchos países pidieron ayuda para replicar sus planes.

Moreno ha asegurado que esa misión fue una especie de corolario de su vida, tanto por las enseñanzas de sus padres, como por la traumática experiencia que vivió durante el asalto que le dejó paralizado.

Lenín Voltaire Moreno Garcés nació el 19 de marzo de 1953 en la ciudad de Nuevo Rocafuerte, en la provincia amazónica de Orellana, muy cerca de la frontera con Perú.

Sus padres, Lilian y Servio, se radicaron en esa ciudad para trabajar como maestros por varios años. Esa cercanía a la selva movió a Lenín Moreno a ser un defensor del medioambiente y su convivencia con pueblos indígenas le convirtió en un luchador por las causas sociales.

Se mudó a Quito aún niño y estudió en algunos de los centros de educación más prestigiosos de la capital, para licenciarse después en Administración Pública por la Universidad Central (Estatal) del Ecuador. Se desempeñó como profesor de secundaria y también se dedicó a la promoción turística con una empresa que él había constituido.

Participó en la creación de la Cámara de Turismo de Ecuador y fue en esa época cuando sufrió el asalto que le dejó con discapacidad, un trauma que sustituyó por el humor. Ha escrito una decena de libros sobre su teoría de que el humor es un arma para derrotar las frustraciones.

En 2006, el hasta entonces desconocido Moreno fue candidato a la vicepresidencia acompañando a Correa por Alianza País.

Como vicepresidente de Ecuador, Moreno impulsó una estrategia de atención prioritaria e integral del Estado a personas con discapacidad, que luego fue replicado en países como El Salvador, Guatemala, Paraguay, Chile, Colombia, Perú y Uruguay.

En 2013, tras dejar la Vicepresidencia, el entonces secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, le escogió como su Enviado Especial sobre Discapacidad y Accesibilidad.

El año pasado renunció a ese cargo para aceptar la candidatura presidencial de su país, un desafío que, según dijo, le permitirá dirigir sus esfuerzos a otros sectores de la sociedad, especialmente la niñez, la juventud y la vejez.

Un Ecuador “para todos”, con un impulso “preferencial para los más pobres”, ha ofrecido Lenín Moreno, que espera lograr ese “con el apoyo de todos”.EFE