Ecuador. viernes 17 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Revelan que el tío de Glas tenía acceso al sistema de comunicación del gobierno

Detención de Ricardo Rivera tras allanamiento de Fiscalía por caso Odebrecht Foto API.

Un peritaje realizado a la computadora de Ricardo Rivera, tío de Jorge Glas, halló una carta enviada al Vicepresidente de la República por parte del consorcio internacional Vea Group, en la cual evidenciaba su deseo de invertir en el proyecto minero Fruta del Norte, uno de los yacimientos de oro más grandes del país, ubicado en la parroquia Los Encuentros, cantón Yanzantza, de Zamora Chinchipe, según reporta el diario el Telégrafo.


Publicidad

¿Cómo llegó una carta privada enviada al Vicepresidente, a poder de Ricardo Rivera? Nadie sabe.

A la Fiscalía se presentaron funcionarios de la Vicepresidencia y exministros, pero ninguno sabe qué sucedió en este tema.

Lo cierto es que en el peritaje a la computadora de  Rivera se halló tal carta enviada a Glas  por parte Vea Group.

Esta misiva llegó a la oficina de Glas el 1 de abril de 2014 y estaba suscrita por Michelangelo Vergopia, apoderado de Vea Group y que, según su página de Facebook, durante esa época visitó varias ciudades de la Sierra y de la Amazonía.

El foráneo pedía una cita al Vicepresidente para contarle la propuesta y decirle que el Exim Bank de India financiaría Fruta del Norte, lo cual respaldó con comunicaciones suscritas por los interesados.

El 2 de abril de 2014 Sergio Ruiz,  exsecretario de la Vicepresidencia,  envió toda la documentación a Rafael Poveda, exministro de Sectores Estratégicos, para que responda al empresario.

Todo se hizo a través del sistema Quipux, una red de comunicación oficial del Gobierno,  que permite intercambio de documentos según la jerarquía del funcionario. El trámite se cumplió, aparentemente con normalidad, hasta que los oficios  aparecieron en poder de Ricardo Rivera.

Las sospechas de la Fiscalía

Ricardo Rivera. no negó las acusaciones de Odebrecht en su escrito incorporado al expediente fiscal el 28 de agosto pasado. Allí dijo que ha sido un hombre de negocios y que desde 2007 su única relación con el Vicepresidente es familiar.

En ese documento reitera: “Mis actividades privadas desde 2007 han sido de mi exclusiva responsabilidad y, en consecuencia, de total desconocimiento o participación de naturaleza por parte del referido ingeniero Jorge Glas Espinel”.

La Fiscalía quiere comprobar esa versión. Por eso, en las últimas semanas convocó a declarar a la secretaria personal del Vicepresidente, Olga Muentes; al exsecretario de la Vicepresidencia, Sergio Ruiz; y al exministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda. A los tres se les ha preguntado si fueron testigos de llamadas o contactos de Ricardo R. o por qué tenía documentos privilegiados en su poder.

Muentes contestó a la Fiscalía que sí hubo llamadas de Ricardo R., pero que no recordaba el número, ni para qué eran. Lo que sí dijo es que Glas no habló con él. “Sí recibí llamadas del señor Ricardo R. en el ejercicio de mis funciones, en las cuales debía atender a muchísimas personas, desde un ciudadano común hasta un ministro de Estado”.

En cambio, Sergio Ruiz, quien fue secretario de la Vicepresidencia hasta junio pasado, no sabe cómo llegó el pedido de Vea Group a poder de Ricardo R. “El documento fue remitido desde mi Quipux únicamente al ministro de Sectores Estratégicos y al solicitante (…) Desconozco cómo el oficio de la referencia pudo haber llegado a un tercero distinto de los únicos destinatarios, que son el entonces ministro Rafael Poveda y Michelangelo Vergopia, solicitante de la reunión”.

Lo mismo dice el exministro Poveda en su versión ante la Fiscalía. Él recordó que luego de que recibió la comunicación vía Quipux se reunió con el representante del consorcio Vea Group, quien ratificó el interés de invertir en Fruta del Norte.

Ante la pregunta si tuvo contacto con Ricardo Rivera. en 2014, la respuesta fue: “Jamás tuve contacto ni personal, ni telefónicamente, es más, ni lo conozco, entonces es imposible que en esas fechas haya tenido contacto (…) jamás he entregado documento, oficio o información a Ricardo Rivera.”.

Eduardo Franco,  defensor del Vicepresidente, dijo a el Telégrafo que Ricardo Rivera deberá responder por los documentos de su computadora. “Habría que confirmar la veracidad de esa información (…) Estamos impugnando ese indicio porque en caso de ser verdaderos esos documentos esa computadora no pertenece al ingeniero Glas. Además, cualquiera puede poner el nombre Vicepresidencia con el click derecho en la computadora. Ese indicio no es contra Jorge Glas porque él responde por sus actos y omisiones”.

¿Quién dio esa información a Ricardo Rivera? Esa es la pregunta clave que la Fiscalía busca resolver.

Fuente: El Telégrafo