Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Glas decidió hacer uso de sus vacaciones mientras dura prisión preventiva

Jorge Glas. Getty Images. R. Buendía.

El vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, quien cumple la prisión preventiva dictada el lunes por su supuesta implicación en la trama de sobornos de Odebrecht, usará sus vacaciones mientras dura la medida en su contra, informó hoy la Vicepresidencia.


Publicidad

“El Vicepresidente de la República, @JorgeGlas, decidió hacer uso de sus vacaciones mientras dura la prisión preventiva dispuesta ayer”, publicó la Vicepresidencia en su cuenta de Twitter sin más detalles.

Glas ingresó en una prisión en el norte de Quito, a la que fue trasladado por la Policía tras su arresto la noche del lunes en la ciudad costera de Guayaquil (suroeste).

Glas, de 48 años, arribó a la capital en un avión de la Fuerza Aérea Ecuatoriana, un vuelo de apenas 50 minutos y tras aterrizar en el aeropuerto Mariscal Sucre, a unos 20 kilómetros de Quito, el convoy de varios vehículos con cristales oscuros llegó a la Cárcel 4 alrededor de las 23.00 hora local del lunes (04.00 GMT del martes).

Allí, en la zona de El Condado, lo esperaban un grupo de seguidores con banderas del movimiento de izquierdas Alianza País, quienes corearon consignas en defensa de Glas, mientras la Policía mantenía la zona acordonada para impedir que se aproximaran a la prisión.

Este martes, la zona amaneció despejada, sin manifestantes ni extremas medidas de seguridad por parte de la Policía en las afueras, según reportes de prensa.

Glas, que sigue negando cualquier relación con la red de sobornos de la constructora brasileña en el país, se entregó el lunes a la Policía en su residencia, después de que un juez de la Corte Nacional de Justicia ordenara prisión de forma cautelar.

La decisión, tomada en una audiencia celebrada en Quito, fue el resultado de nuevas pruebas presentadas por la Fiscalía General, que obtuvo recientemente nueva información de Estados Unidos sobre el caso de la constructora brasileña Odebrecht, que salpica desde hace diez meses a numerosos países latinoamericanos.

Esa nueva información abre la posibilidad a que tanto Glas como su tío Ricardo Rivera, también en prisión, y ambos investigados por presunta asociación ilícita, sean acusados de dos nuevos delitos, entre ellos el de cohecho.

Desde agosto pasado, el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, retiró las funciones a Glas luego de que este criticara duramente sus revelaciones sobre la compleja situación económica que había “heredado” de su antecesor, Rafael Correa, de quien Glas también fue vicepresidente. EFE