Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Lasso dice que Moreno se benefició de los abusos de los medios incautados

Foto difundida por Guillermo Lasso en Twitter.

El excandidato presidencial Guillermo Lasso ha declarado, en un comunicado emitido por WhatsApp, que el propio Lenín Moreno es “el principal beneficiario de los abusos perpetrados desde esos medios de comunicación, que fueron cometidos con el objetivo manifiesto de favorecerlo en las elecciones, mediante una campaña sucia masiva en contra de mí, de mi familia y de mis colaboradores“.


Publicidad

Lasso ha reaccionado a la revelación del Gerente de Medios Públicos, Andrés Michelena, quien el martes expuso que la quiebra de los medios incautados bordea los 29 millones de dólares. “Es obvio que todo esto resulta indignante, inmoral e ilegal. Y es un primer paso positivo destapar la olla, pero no es ni de lejos suficiente. Hay que dar nombres, señalar responsables y hacer acusaciones ante la justicia para que estos paguen ese abuso de recursos y confianza del público. Más aún cuando algunos de los artífices de aquellas quiebras y abusos siguen recibiendo encargos públicos de este Gobierno. Solo así se podrá empezar a hacer justicia sobre un episodio tan grave para nuestra democracia”, dijo Lasso.

“Es una vergüenza lo señalado en el informe sobre los medios incautados y públicos para el propio Gobierno actual, por diversos motivos”agrega.

“En primer lugar, porque la incautación de medios al grupo Isaías sirvió para absolutamente nada y fue realizada bajo el pretexto de compensar a los depositantes perjudicados por la banca cerrada. Nunca fueron vendidos. Por el contrario, se los llevó a la ruina, las acciones repartidas a sus trabajadores nunca fueron rentables, y se perdieron empleos.”

” Y además”, ha agregado, “porque tales medios se convirtieron en un arma de difamación masiva del Gobierno. Alianza País transformó los medios incautados y públicos en órganos de propaganda, al servicio del poder, de forma descarada. Lo cual fue absolutamente evidente durante la última campaña presidencial, donde se mintió día y noche sobre quienes osamos ofrecer una alternativa de verdadero cambio.”