Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa advierte que de ganar el Sí en pregunta dos, ¡acabaría la división de funciones!

El expresidente de Ecuador Rafael Correa (c) saluda a sus simpatizantes durante un mitin en Esmeradlas (Ecuador) hoy, domingo 3 de diciembre de 2017. EFE/José Jácome

El expresidente Rafael Correa ha advertido en una reunión de correístas en Esmeraldas, a la que han llamado VII Convención de Alianza PAIS, que el Presidente Lenín Moreno, de su mismo partido, intenta controlar todas las funciones del Estado, a través de la pregunta 2 de la consulta popular a la que ha convocado para el 4 de febrero.


Publicidad

“Quieren apoderarse de todas las funciones del Estado”, ha advertido Correa, ante cerca de dos mil personas que se dieraon cita en la Hostería La Pradera, en las afueras de Esmeraldas, donde los militantes correístas han agredido a los periodistas que llegaron al lugar. “Se van a apoderar de la Judicatura, de la Función Judicial, de la Función Electoral, del Consejo de Participación Ciudadana. También se van a apoderar de la Fiscalía, del Defensor del Pueblo, de la Contraloría. Tendrían el Ejecutivo, el Legislativo, el Judicial… ¡se acabó el Estado de Derecho! ¡¡Se acabó la división de funciones!! ¡Tendremos un absolutismo!“.

Hasta que Lenín Moreno llegó al poder, el Consejo de Participación Ciudadana y los organismos de control se encontraban bajo el control del propio Rafael Correa.

La asamblea ha designado presidente de la misma al expresidente Rafael Correa quien se encuentra hospedado en dicha hostería desde las 17:27 del sábado. Antes del mediodía, la convención aprobó una moción para abrir un expediente en contra del Presidente Lenín Moreno, quien a su vez es Presidente de Alianza PAIS, y a quien se plantea expulsar del movimiento.

Moreno fue destituido por una facción de la Dirección Nacional del partido, integrada por la asambleísta Gabriela Rivadeneira, el exministro Ricardo Patiño, y la exdirectora de PAIS, Doris Soliz, quienes lideran la facción correísta. La decisión fue anulada por un tribunal de Pichincha, que ratificó a Moreno en la Presidencia del Partido, a la vez que el Comité de Ética de PAIS suspendió de su militancia a Rivadeneira, Patiño y Soliz, quienes ahora lideran la convención reunida en Esmeraldas.

El Consejo Nacional Electoral no considera válida la reunión en Esmeraldas, por lo que no envió observadores a la misma.

Ante esa situación Correa dijo hoy frente a cientos de seguidores que, según el artículo 345 del Código de la Democracia, se requiere del acompañamiento y de un veedor del CNE cuando se trata de convenciones “con fines electorales” internos y señaló que el encuentro de hoy no tenía ese objetivo.

“De todos modos, nosotros pedimos un veedor como cortesía, pero no nos lo dieron”, apuntó al asegurar que la reunión que lidera en Esmeraldas y a la que se refiere como la VII convención Alianza PAIS, trata “asuntos internos” del movimiento, con lo que restó importancia a la ausencia del delegado del Consejo Electoral.

En el mismo sentido se pronunció Rivadeneira, quien se refirió a los concentrados en la hostería en calidad de “secretaria ejecutiva” de AP y quien dijo: “Esta no es una convención electoral, es una convención ideológica. No necesitamos delegados del Consejo Electoral”, subrayó.

Ante los seguidores, que vestían camisetas del color verde que representa a AP, Correa se quejó de lo que llamó “un boicot” para la realización de la “convención” que debió desarrollarse en una hostería cuando inicialmente pretendían hacerla en un coliseo, propiedad de la Cámara de Comercio de Esmeraldas, que finalmente no les facilitaron, criticó.

Los seguidores de Correa blandieron banderas de la agrupación y de las diferentes provincias a las que pertenecían, y vitorearon al exjefe de Estado y presidente vitalicio de AP durante su intervención en la que se escuchó repetir a los asistentes: “Resistencia, resistencia”.

Al mismo tiempo, miles de opositores al expresidente Rafael Correa, convocados por la Gobernación de Esmeraldas, y militantes de Unidad Popular, recorrieron las calles de la ciudad, con camisetas blancas, pidiendo el voto Sí, en la consulta popular decretada por el Presidente Lenín Moreno, una de cuyas preguntas tiene relación a la reelección indefinida.

El expresidente de Ecuador Rafael Correa (d) reacciona durante un mitin ante sus simpatizantes en Esmeradlas (Ecuador) hoy, domingo 3 de diciembre de 2017. Correa sostuvo hoy que no requieren un veedor del Consejo Nacional Electoral (CNE) para la realización de una convención que ha sido desautorizada, a la que convocó el sector que lo apoya del fracturado movimiento oficialista Alianza País (AP). El exgobernante lideró en una hostería en la ciudad de Esmeraldas, en el noroeste de Ecuador, la que llama la VII convención de AP, un movimiento cuyo control se disputa con el jefe de Estado, Lenín Moreno. EFE/José Jácome

Militantes correístas reunidos en Esmeraldas el 3 de diciembre de 2017. Foto tuiteada por el asambleísta Mauricio Proaño.