Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ecuatoriano acusado de asesinar a su pareja dice en juicio no recordar nada

Un ecuatoriano acusado de asesinar a su expareja de la misma nacionalidad en julio de 2010 en la ciudad española de Zaragoza aseguró este lunes, en el primer día del juicio en su contra, que no recordaba nada de lo ocurrido.


Publicidad

El acusado, Álex Alejandro R.P., de 50 años, sí reconoció que se sentía frustrado y muy dolido porque la mujer, Carmen Cecilia Y.S., de 48 años, había comenzado una nueva relación.

La Fiscalía y el abogado del Estado solicitan para el acusado la pena de 20 años de prisión por un delito de asesinato con el agravante de parentesco, mientras que la defensa pide cinco años por un delito de homicidio con los atenuantes de intoxicación etílica, arrebato u obcecación y confesión o arrepentimiento.

Los hechos ocurrieron el 16 de julio de 2010 en el interior de un portal ubicado en la plaza de los Sitios de Zaragoza, donde la víctima trabajaba como portera sustituta.

Al parecer, según el fiscal, el acusado se dirigió al bloque de vecinos con una mochila, en cuyo interior escondía un cuchillo que había comprado la tarde anterior, y una vez dentro, lo sacó y atacó a su expareja propinándole una cuchillada por la espalda que acabó con su vida.

El hombre -que se encuentra en prisión desde que fuera detenido en Zaragoza al día siguiente de producirse los hechos- se mostró muy confuso durante toda su declaración y remarcó que no recordaba nada de lo ocurrido aquella mañana.

Lo que sí explicó es que la noche anterior al crimen, y después de comprar el cuchillo, se marchó al casco viejo de la ciudad a beber y que posteriormente, ya en casa, se tomó varios medicamentos.

Pretendía, ha relatado, aliviar el sentimiento de desazón y de dolor que sentía tras enterarse de que su expareja había comenzado a ver a otra persona, un hecho que descubrió a través de un amigo a quien le había pedido que la siguiera.

También indicó que antes de ocurrir los hechos había acudido a su médico de cabecera pidiendo ayuda, ya que no comía, no podía dormir e incluso quería terminar con su vida y por ello le dio cita con un psiquiatra, precisamente para el día siguiente a producirse los hechos.

El juicio, que se celebra -con jurado popular- en la Audiencia Provincial de Zaragoza, continuará mañana y el miércoles con la declaración de varios testigos, policías nacionales y forenses. EFE