Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Los cristianos debemos responder al mal con bien, dice Francisco

Roma, 29 mar (EFE).- El papa Francisco presidió este Viernes Santo en el Coliseo de Roma el primer Vía Crucis de su pontificado, en el que dijo que la Cruz de Jesús es la “palabra” con la que Dios ha respondido al mal del mundo y que los cristianos tienen que responder al mal con el bien.


Publicidad

Ante varias decenas de miles de personas que acudieron al Coliseo romano para el sugestivo rito, el pontífice manifestó que no quería añadir muchas palabras, “ya que en esta noche debe permanecer sólo una palabra, que es la Cruz misma”.

“La Cruz de Jesús es la palabra con la que Dios ha respondido al mal del mundo. A veces nos parece que Dios no responde al mal, que permanece en silencio. En realidad ha hablado, ha respondido y su respuesta es la Cruz de Cristo”, afirmó el papa Bergoglio.

El pontífice subrayó que la Cruz es amor, misericordia, perdón y también juicio.

“Dios nos juzga amándonos, si acojo su amor estoy salvado, si lo rechazo me condeno, no por él, sino por mí mismo, porque Dios no condena, Él sólo ama y salva. No olvidéis esto”, aseguró.

El papa argentino manifestó también que la Cruz es asimismo la respuesta de los cristianos al mal que sigue actuando en nosotros y a nuestro alrededor y que los seguidores de Jesús deben responder al mal con el bien, tomando sobre sí la Cruz, como Jesús”.

Francisco llegó está noche al Coliseo de Roma para presidir desde la colina del Palatino, que se encuentra frente al famoso anfiteatro, el tradicional Vía Crucis del Viernes Santo, el primero de su pontificado. Fue recibido por el alcalde de Roma, Gianni Alemanno, y acogido con aplausos por las varias decenas de miles de fieles que siguen el rito portando velas, en un ambiente de recogimiento.

El Vía Crucis discurre por el interior del Coliseo -el famoso anfiteatro Flavio, que recuerda los sufrimientos de los primeros cristianos-, continúa por delante del Arco de Trajano y concluye en la colina del Palatino.

Las meditaciones de las 14 estaciones del Vía Crucis las han escrito varios jóvenes del Líbano bajo la dirección del cardenal Becharas Boutros Rai, patriarca de la Iglesia Maronita, y fueron solicitadas por Benedicto XVI tras el viaje que efectuó a aquel país el pasado año.

En las mismas, los jóvenes denuncian las injusticias de los poderosos, exigen libertad religiosa y piden a los cristianos que sigan en Tierra Santa, a pesar, incluso, de la persecuciones que sufren.

En la estación “Jesús es condenado a muerte”, los muchachos afirmaron que en el mundo actual muchos son los “pilatos” que tienen en las manos los resortes del poder y los usan “al servicio de los más fuertes” y que son muchos los que, “débiles y viles ante esas corrientes de poder, ponen su autoridad al servicio de la injusticia y pisotean la dignidad del hombre y su derecho a la vida”.

El Vía Crucis del Coliseo romano fue instaurado en 1741 por el papa Benedicto XIV y, tras décadas de olvido, volvió a celebrarse en 1925.

En 1964, el papa Pablo VI acudió al Coliseo para presidir el rito y, desde entonces, todos los años acude el sucesor de San Pedro. EFE

Vía Crucis en el Coliseo Romano. Papa Francisco. EFE

Vía Crucis en el Coliseo Romano. Papa Francisco. EFE

ROMA (ITALIA) 29/03/2013.- Vista aérea del Coliseo en Roma (Italia) hoy, viernes 29 de marzo de 2013, ya preparado para la tradicional ceremonia del Vía Crucis que estará presidida por el papa Francisco. EFE/ Claudio Peri

ROMA (ITALIA) 29/03/2013.- Vista aérea del Coliseo en Roma (Italia) hoy, viernes 29 de marzo de 2013, ya preparado para la tradicional ceremonia del Vía Crucis que estará presidida por el papa Francisco. EFE/ Claudio Peri

Video relacionado