Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Toda América conmemora El Día Mundial de la Tierra

Bogotá, 22 abr (EFE).- América conmemoró hoy el Día Mundial de la Tierra con mensajes para concienciar al mundo de la necesidad de proteger el planeta y los muchos desafíos que quedan por delante, tanto a nivel gubernamental como ciudadano, para afrontar el cambio climático.


Publicidad

En este día, que se celebra desde 1970, cuando el senador Gaylord Nelson promovió en EE.UU. una manifestación ante las preocupaciones medioambientales, la mayoría de países y organizaciones coincidió en transmitir el mensaje de que la Tierra está “en peligro”.

“Tenemos que afrontar la dura realidad de que nuestro planeta está en peligro”, dijo el secretario general de la ONU, Ban Kin-moon, en una reunión especial de la Asamblea General.

Gaylord Nelson

Gaylord Nelson

A esta cita para honrar a la Tierra en Nueva York no faltaron Bolivia y Perú, dos países que cuentan en sus respectivas Constituciones con derechos para proteger la naturaleza.

Más allá del ámbito diplomático, la ciudad de los rascacielos se vistió de verde con actividades como el lanzamiento de un programa piloto de taxis eléctricos que empezarán a circular por Nueva York durante esta primavera y mediante el cual se estudiará la viabilidad de extenderlo.

En Chile unas 30.000 personas salieron a las calles para reivindicar la defensa y recuperación del agua, que consideran amenazada por la actividad de grandes compañías industriales y mineras.

Al contrario que Bolivia y Perú, según la Federación Costarricense para la Conservación del Ambiente (Fecon), el país centroamericano carece de una agenda nacional en materia ambiental y de leyes modernas para proteger sus recursos naturales.

“A pesar de los intentos del sector, la falta de una agenda nacional de temas ambientales (…) ha multiplicado los conflictos socio ambientales”, indicó la ONG en un comunicado, en el que identificó como principales problemas la contaminación de agua por arsénico y los permisos para cultivos transgénicos.

Al problema de la carencia de una agenda en materia medioambiental en muchos de los Gobiernos, se suma que entre los ciudadanos no hay conciencia plena sobre el daño que se le está causando al planeta.

“De muy poco sirve que se le diga a la gente que hay que cuidar el bosque y las fuentes de agua, porque hacen todo lo contrario”, dijo a los medios Dolores Valenzuela, presidenta de la Organización de Periodistas Ambientalistas de Honduras.

Según organizaciones, el país centroamericano pierde anualmente entre 80.000 y 120.000 hectáreas de bosque a causa de los incendios forestales, algunos provocados por el hombre, sin olvidar que en otros casos la destrucción obedece a la tala sin control que hacen empresarios de la madera.

En Guatemala el número de hectáreas que se pierden al año llegan a unas 132.137, a las que se suma la generación de 10.000 millones de metros cúbicos de aguas servidas que se vierten sin ningún tratamiento al suelo, además de la liberación anual de 48 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera.

Gaylord Nelson

El Dia de la Tierra en América 

Aún con todos estos problemas en el país “no existen” por el momento estrategias para frenar la degradación y la contaminación, reveló hoy el Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente (Iarna) de la Universidad Rafael Landivar.

Por su parte, El Salvador, un país que ha registrado un aumentó de 1,3 grados centígrados en las últimas seis décadas, prefirió mirar hacia el futuro y presentó una estrategia nacional para reducir los efectos del Cambio Climático, que desde 2009 ha provocado pérdidas de más de 1.300 millones de dólares en el país.

El documento de la estrategia destaca que los eventos de lluvias extremas “aumentaron de uno por década en los años 60 y 70 del siglo pasado, a ocho en la primera década de este siglo”.

Por último, Nicaragua advirtió sobre los efectos de la basura espacial en la Tierra, que pone en peligro su proyecto de satélite Nicasat, valorado en 300 millones de dólares.

Cálculos de la estadounidense Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por su sigla en inglés), indican que la basura espacial suma unos 500.000 objetos, incluyendo satélites enteros y piezas pequeñas. EFE