Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nelson Mandela parece enfermo en un vídeo

JOHANNESBURGO, Sudáfrica (AP) — El presidente sudafricano Jacob Zuma dijo que encontró a Nelson Mandela “en buena forma y animado” el lunes, pero un video del encuentro con el icono del movimiento contra el apartheid no concuerda con esa descripción optimista, y lo muestra con la mirada perdida.


Publicidad

Han pasado más de tres semanas desde que Mandela fue dado de alta tras una estancia de 10 días en el hospital, la tercera vez en cinco meses que debe hospitalizarse por una infección pulmonar recurrente.

“Lo vimos, se ve bien, está en buena forma”, declaró Zuma a la cadena de televisión South African Broadcasting Corp. (SABC, por sus siglas en inglés) en la puerta de la residencia de Mandela en Johannesburgo. “Hablamos con él, nos estrechamos la mano, él sonrió, como pueden verlo está muy bien y estable. Estamos muy felices. Creemos que está bien”.

Pero el video de SABC muestra a Mandela en una butaca, con la cabeza apoyada en una almohada, las piernas en un reposapiés y cubierto por una manta, con la piel grisácea y sin sonreír, y lo que parecen marcas de una mascarilla de oxígeno en las mejillas.

Zuma bromea y ríe con dos funcionarios del partido de gobierno, el Congreso Nacional Africano, algunos de los familiares de Mandela y el equipo médico del ex presidente, mientras Mandela mantiene la vista fija al frente, sin responder a lo que sucede a su alrededor. Zuma trata de tomarle la mano a Mandela, pero al no responder, termina cubriéndola con la suya.

“Sonríe, sonríe”, le dicen a Mandela mientras uno de sus nietos toma un teléfono móvil para tomarle una foto.

Mandela hace un intento débil de sonreír, pero cuando se apaga el flash cierra los ojos y aprieta los labios. Es conocido que a Mandela no le gusta el flash de la cámara porque tiene los ojos sensibles después de años de trabajo en medio del resplandor en una cantera de piedra caliza donde estaba preso en la isla Robben.

Mandela no parece hablar durante una parte televisada de la visita, excepto para decir “Oh”, lo que pudiera haber sido un intento por respirar o una palabra a su médico.

El video del lunes probablemente cause más preocupación entre muchos de los sudafricanos que veneran a Mandela como el fundador de una Sudáfrica libre y que se contentaron cuando le dieron de alta del hospital y la familia dijo que estaba mejorando tan bien como pudiera esperarse para un hombre de 94 años. Mandela cumple 95 años en julio.

El espíritu indulgente de Mandela y su creencia en la reconciliación racial ayudó a mantener el país unido cuando llegó al borde de la guerra civil antes de las elecciones de 1994. Mandela, galardonado con el Premio Noble de la Paz, estuvo 27 años prisionero del régimen racista blanco y se convirtió en el primer presidente democráticamente electo de Sudáfrica ese año.

* Vídeo Relacionado