Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Drama por el suicidio de una niña ecuatoriana en la frontera con Estados Unidos

Yoselín Nohemí Álvarez Quillay, de 12 años, salió de su casa en la provincia de Cañar el 4 de febrero pasado y murió 35 días después, el 11 de marzo, cerca de la frontera con los Estados Unidos. Su historia, por estos días, llama la atención en México porque, aparte de la edad de Yoselin, una niña que físicamente parecía de 8 años, ella se habría suicidado.

Albergue La Esperanza, en Ciudad Juárez, México, a donde fue enviada Yocelyn. Fue publicada por la sillarota.com

Nohemí, de 12 años, salió de su casa en la provincia de Cañar el 4 de febrero pasado y murió 35 días después, el 11 de marzo, cerca de la frontera con los Estados Unidos. Su historia, por estos días, llama la atención en México porque, aparte de la edad de Nohemí, una niña que físicamente parecía de 8 años, ella se habría suicidado.


Publicidad

La encontraron colgada en una casa hogar ubicada en la tristemente célebre Ciudad Juárez y que se llama, paradójicamente, “La Esperanza”. Al principio, los medios mexicanos dijeron que se trataba de una menor mexicana de 8 años, confundieron su nombre y explicaron que llegó hasta Juárez enviada por su abuela, que vivía en Durango. Falso. A los pocos días, se reveló la verdadera identidad de Nohemí y su procedencia. Entonces comenzaron a buscar a sus padres.

Tarea difícil. Los padres de Nohemí viven en Nueva York desde hace muchos años y por buscar lo mejor para su hija, contrataron coyotes para que la hagan llegar hasta donde ellos estaban. Nadie dice hasta ahora por qué ruta la niña salió del país, si fue por aire, mar o tierra. El hecho es que llegó hasta México, pero el trabajo quedó a medias, a punto de concretarse por parte  del “pollero” -nombre que le dan en México a los “coyoteros”, en Ecuador- de nombre Domingo Fermas Uves, quien fue detenido cuando intentó ingresar a los Estados Unidos con la niña.

Del “pollero” poco se sabe. Se pensaba que debería seguir preso pero en realidad fue liberado. Ahora lo buscan de nuevo. Y de la menor ecuatoriana que fue llevada hasta el albergue en donde se suponía que sería cuidada. La siguiente noticia fue que encontraron su cuerpo sin vida.  La versión más repetida dice que en el baño, otra que en su habitación.

Los padres, finalmente, se enteraron de la tragedia casi ocho días después. Y dentro de sus escasas posibilidades, atinaron a buscar ayuda en el consulado ecuatoriano en Nueva York, en donde les confirmaron, con las mismas fotos que ellos llevaron, que era su pequeña hija la niña que apareció colgada de un tubo.

Luego vinieron declaraciones diplomáticas.  “Es muy difícil querer ser juez en estos casos, porque no se puede saber el nivel de desesperación de alguien por tener a una familia junta”.  “Tienen que haber estado desesperados para arriesgar a esa criatura, pero en realidad no sabemos si fue así o cómo fue el caso”. “Estos grupos abusan de la vulnerabilidad de estas personas”. Las frases corresponden a la cónsul de Ecuador en Washington, Janina Smith, citada por la agencia Efe.

El cónsul de la embajada de Ecuador en México, Jorge Muñoz Marfa, apuntó para otro lado y dijo que México está obligado a explicar el procedimiento en el trato omiso a la menor muerta, según el diario El Mexicano.

Este drama ya trascendió y de oficio, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, que preside Adolfo Castro Jiménez, en México, dio a conocer que prepara un documento para el delegado de Instituto Nacional de Migración (INM), Wilfrido Campbell Saavedra, para solicitarle un reporte de los motivos por los que no se hizo cargo del caso de la menor.

Adolfo Castro Jiménez también lanza preguntas, de necesaria respuesta: “Desde su rescate al día en que aparece muerta, ¿qué sucedió? ¿qué hizo la autoridad? ¿Tuvo tratamiento psicológico? ¿la asistió algún abogado en la investigación? ¿fue presionada por los investigadores para que fuera practicante de un suicidio?”. Hasta ahora nadie le contesta.

albergue

En este vehiculo forense fue sacado el cuerpo de la niña ecuatoriana. Foto: elmomento.mx

La foto de apertura corresponde al albergue La Esperanza, en Ciudad Juárez, México, a donde fue enviada Yocelyn. Fue publicada por la sillarota.com

Con información de EFE y medios mexicanos.