Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Serbios insisten en homenajear al magnicida que provocó I Guerra Mundial

Homenaje a Gavrilo Princip, el 28 de junio de 2014, cien años después del asesinato del Archiduque Francisco Fernando.

Autoridades serbias y serbobosnias homenajeron a Gavrilo Princip, autor del atentado que desencadenó la I Guerra Mundial, pero no participan en la conmemoración el centenario del magnicidio en Sarajevo, con presencia de autoridades extranjeras.


Publicidad

Mientras el director de orquesta austriaco Franz Welser-Moest elevaba su batuta en Sarajevo, un actor interpretaba a Gavrilo Princip que descendía del cielo con alas de ángel y alzaba su pistola en la localidad oriental de Visegrad, en la frontera con Serbia, para matar de nuevo a Francisco Fernando en una espectacular función preparada con motivo de la efeméride.

La conmemoración tuvo lugar en Andricgrad, un pueblo dedicado a las artes y la cultura creado por el cineasta Emir Kusturica en la ciudad serbobosnia de Visegrad y que celebra hoy su inauguración oficial coincidiendo con el centenario del magnicidio.

Gavrilo Princip

Gavrilo Princip

Para los serbios, Princip fue un héroe que consideraba que Bosnia era territorio nacional serbio en una época en la que el país formaba parte del Imperio Austro-Húngaro.

Según los serbios, los disparos de Princip fueron la oportunidad para que se incluyera a Bosnia en el reino vecino serbio, la misma idea en la que se inspiraron en 1992 para combatir la decisión de los bosnios musulmanes y croatas católicos de declarar independiente a la ex república de Bosnia cuando Yugoslavia —cuyo gobierno era predominantemente serbio— se derrumbó.

“Nunca se debe olvidar que ese tiro abrió la vía de la libertad y la liberación de la esclavitud”, declaró hoy a la emisora serbia B92 el afamado cineasta Emir Kusturica, principal organizador de la conmemoración serbia del acto.

El 28 de junio de 1914, el joven serbobosnio Princip mató a tiros en Sarajevo al archiduque Francisco Fernando, heredero al trono del Imperio austro-húngaro.

Un mes después Viena declaró la guerra a Serbia, país al que consideró instigador del asesinato, lo que dio comienzo al primer conflicto mundial, en el que murieron unos 10 millones de personas.

A la inauguración de ayer, que incluirá exposiciones, conciertos y piezas de teatro, la cúpula oficial serbobosnia y autoridades de Serbia, así como los jerarcas de la iglesia ortodoxa serbia.

Entre los actos destacan la apertura de un mosaico en homenaje a Princip y los miembros de Joven Bosnia.

Los serbios pretenden que se incluya la parte de Bosnia que controlan en la vecina Serbia. Ésta maneja dos posturas: una es la unificación con los serbios de Bosnia —a lo que se opone la Unión Europea_, y la otra es buscar su integración en la UE.