Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Correa promueve en Expo Milán la riqueza natural y el “buen vivir” de Ecuador

Milán (Italia), 13 jun 2015.- El Presidente de la República, Rafael Correa, realizó el Enlace Ciudadano 428 en Palasesto, Milán (Italia).Cientos de migrantes ecuatorianos residentes en la ciudad italiana, participaron en la rendición de cuentas semanal del Mandatario. Foto: Miguel Ángel Romero / Presidencia de la República.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, promocionó hoy la riqueza natural y humana de su país y el concepto del “buen vivir” durante el Día nacional ecuatoriano en la Exposición Universal de Milán 2015, muestra en la que el país latinoamericano cuenta por vez primera con un pabellón propio.


Publicidad

Ecuador está tremendamente comprometido con la naturaleza”, aseguró Correa al hacer énfasis en la “megadiversidad” del país “situado en el centro del mundo” y su apuesta por la sostenibilidad”.

“Pero tan rica como su geografía” -añadió- es la diversidad humana y cultural del Ecuador, al recordar los diferentes grupos étnicos que se encuentran entre sus 16 millones de habitantes.

“Somos un país plurinacional y multiétnico de indígenas, montubios, negros, mestizos y blancos, todos herederos de culturas milenarias, con lenguas aborígenes e inmensos saberes ancestrales”.

Entre este saber tradicional indígena, el mandatario ecuatorina destacó el concepto del “sumak kawsay” o “buen vivir”, una serie de principios que se resumen en la armonía colectiva entre los seres humanos y con la naturaleza, “incluyendo los mandamientos de no ser ladrón, ni mentiroso, ni flojo”.

Los ecuatorianos “somos y pueblo que ama y respeta la vida”.

Aseguró que el “buen vivir” “es el principio y fin de la razón de ser del Gobierno”. Por ello, su gobierno trabaja en una sociedad sustentada en el desarrollo integral de las personas, “que incluya los aspectos de educación, salud y alimentación”.

Correa envió un saludo a la numerosa comunidad ecuatoriana en Italia -más de 90 000 personas- a la que invitó a visitar el pabellón de su país, con el deseo de que sirva de punto de encuentro.

Destacó el papel de estos emigrantes ecuatorianos en el mundo, y cómo las remesas que envían han ayudado a levantar la economía del país. “Ustedes saben que están en nuestro corazón, permanentemente, los recordamos con cariño”, aseguró.

Correa subrayó que Expo Milán, dedicada a la alimentación, es la primera muestra en la que Ecuador cuenta con un pabellón propio, algo que tan solo tienen 53 de los 145 países participantes. Y ello “con un coste razonable”, añadió.

Tras la ceremonia inicial del izado de banderas, la comitiva presidencial se desplazó luego a pie a largo del Decumano, el eje principal de Expo Milán, en un colorido cortejo con banderas y música, hasta el pabellón de Ecuador, que además del concepto del “buen vivir” muestra a los visitantes la variedad de su producción agroalimentaria y su rica biodiversidad, bajo el lema, “Discover ouR-Evolution” (“Descubra nuestra R-Evolución),

A la entrada del Pabellón, la comitiva recibió el saludo de “Boobie”, la mascota del pabellón. Se trata de un piquero de patas azules, un pájaro característico de las islas Galápagos, donde el naturalista británico Charles Darwin desarrolló su teoría de la evolución.

Correa y su comitiva pudieron hacer un recorrido por las diversas regiones naturales ecuatorianas: el Amazonas, los Andes, la Costa y las islas Galápagos, a través de impactantes audiovisuales y vitrinas con hologramas que explican las características de algunos de sus principales productos, como el cacao, las rosas y el camarón.

A la salida se detuvieron en la tienda, que ofrece productos artesanales ecuatorianos, como cerámica y mantas, mientras que un restaurante ofrece platos típicos de diversas regiones del país.

El presidente ecuatoriano visitó igualmente el pabellón de Italia, país anfitrión de la Expo, que abrió sus puertas el pasado 1 de mayo para convertirse durante seis meses en un gran foro global sobre los retos de la alimentación en el siglo XXI.

Además de exhibir sus buenas prácticas y sus productos agroalimentarios, los 145 países participantes pugnan por conquistar el paladar de los más de 20 millones de visitantes previstos, a través de una variada oferta gastronómica. EFE (I)