Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Alerta epidemiológica ante la posibilidad de introducción del virus Zika en Ecuador

Ante la alerta epidemiológica emitida por el Ministerio de Salud Pública del Ecuador, la entidad pública da a conocer sobre esta enfermedad, sus síntomas y cómo evitarlo.


Publicidad

La alerta se da acogiendo las notificaciones de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud a sus estados miembros, por la presencia del virus zika en Colombia donde se han detectado nueve casos.

¿Qué es el virus zika?

La fiebre del zika es una enfermedad viral transmitida por los mosquitos aedes, que son los mismos transmisores del dengue y la chikungunya. En Ecuador existe presencia endémica del mosquito Aedes aegypti.

Para transmitir la enfermedad, uno de estos mosquitos debe picar a una persona enferma y luego a una persona sana.

Según la OMS, el virus fue aislado por primera vez en 1947 en los bosques de Zika, Uganda, durante investigaciones con monos rhesus; la infección en humanos se comprobó en 1952 en Uganda y Tanzania. A partir de 2007, se detectaron casos en Oceanía.

¿Cuáles son los síntomas del virus zika?

– Fiebre leve

– Sarpullido

– Dolor de cabeza

– Dolores en las articulaciones y muscular

– Conjuntivitis no purulenta que ocurre entre tres a doce días después de la picadura del mosquito.

Según el Ministerio de Salud, una de cada cuatro personas puede no desarrollar síntomas, pero en quienes sí son afectados la enfermedad es usualmente leve y los síntomas pueden durar entre dos y siete días.

La sintomatología es parecida a la del dengue y la chikungunya. Una persona solamente puede enfermar por zika una vez.

¿Qué hacer ante la fiebre del virus zika?

El Ministerio de Salud Pública recomienda:

– Controlar la proliferación del mosquito Aedes aegypti (caracterizado por sus patas rayadas), a través de la eliminación de los criaderos.

– Eliminar permanentemente latas, tarrinas y recipientes donde se acumula agua de lluvia.

– Remover permanentemente el agua estancada de charcos, macetas, baños, llantas.

– Tapar los recipientes que contengan agua útil y aplicar el larvicida dado por el Ministerio de Salud.

– Cepillar adecuadamente los tanques y todo recipiente que contenga agua útil, máximo cada 5 días.

– Comunicar oportunamente un caso sospechoso a las unidades de salud.

– Usar mosquiteros y mallas finas en las puertas y ventanas.

– Aplicar repelente en las áreas expuestas de la piel.

En caso de presentar síntomas como fiebre alta, ojos rojos, malestar general, manchas rojas en la piel y dolores en articulaciones acuda al centro de salud más cercano. (I)