Ecuador. Martes 23 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estado Islámico reivindica autoría de atentado en Bagdad que causó 21 muertes

BAGDAD (AP) — El grupo extremista Estado Islámico reivindico la autoría de un atentado perpetrado el sábado en el este de Bagdad en un comunicado publicado en un cibersitio afiliado a la milicia radical. En el ataque murieron al menos 21 personas y 42 más resultaron heridas, dijeron funcionarios policiales y hospitalarios.

El atentado se llevó a cabo con un cambión bomba de tres toneladas, explicó el grupo en su nota.

El ataque estaba dirigido contra civiles chiíes que realizaban sus compras en un mercado al aire libre de frutas, verduras y carne en Nahrawan, según el Ministerio el Interior iraquí. El comunicado del Estado Islámico y los primeros reportes de funcionarios locales en el lugar de los hechos apuntaron que la bomba tuvo como objetivo a fieles chiíes en peregrinación al templo de Kadhimiyah, en Bagdad.

“Esto no era una carretera llena de gente caminando hacia Kadhimiyah”, explicó el general de brigada Saad Mann, portavoz del Ministerio del Interior y del Comando de Operaciones de Bagdad.

El número de víctimas del ataque fue confirmado por funcionarios de la policía y hospitales que hablaron bajo condición de anonimato porque no estaban autorizados a informar a la prensa.

Se espera que en los próximos días miles de peregrinos chiíes de todo el país acudan a al templo del siglo VIII del imán Moussa al-Kadhim para conmemorar el aniversario de su muerte. Bagdad ha incrementado las medidas de seguridad ante la posible llegada de multitudes. Entre las medidas adoptadas están la instalación de puestos de control adicionales y el cierre de algunas carreteras.

El grupo Estado Islámico suele atentar contra los chiíes, mayoría en el país, con ataques a peregrinos y civiles en los vecindarios de esta confesión de la capital iraquí. Para el grupo terrorista, los chiíes son apóstatas que merecen la muerte.

Mann dijo que el ataque de Bagdad se produjo como respuesta a las últimas pérdidas de territorio de la milicia radical en Irak.

“Es la única arma estratégica que les queda (los suicidas)”, explicó Mann. Aunque Estado Islámico sigue controlando grandes zonas del oeste y el norte de Irak, el grupo perdió algunos territorios el pasado año. Los insurgentes fueron expulsados recientemente de la ciudad occidental de Hit.

En vista de esos reveses, analistas y responsables iraquíes de seguridad, apuntan que la milicia radical confía cada vez más en ataques insurgentes en Bagdad y otras zonas lejos del frente de batalla.

En el último mes, más de 40 civiles perdieron la vida en atentados de alto perfil en la capital. El 25 de marzo, la milicia se atribuyó la autoría de un ataque suicida en un estadio que causó 29 muertes y dejó 60 heridos.

El atentado del sábado coincide también con la crisis política en el país. El primer ministro, Haider al-Abadi, enfrenta una presión pública cada vez mayor tras sus repetidos fracasos para llevar a cabo reformas políticas para combatir la corrupción y el despilfarro. (I)

Por SUSANNAH GEORGE, Associated Press