Ecuador. Domingo 25 de septiembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El papa, refugiados y líderes religiosos oran por la paz

Foto: abc.es

ASIS, Italia (AP) — El papa Francisco se reunió el martes con refugiados de guerra y líderes de varias religiones en Asís, la localidad natal de San Francisco, para una jornada de oración por la paz, apertura hacia los refugiados y exhortación a las religiones para que marginen al fundamentalismo.

Publicidad

En una ceremonia religiosa en la basílica de San Francisco de Asís, el pontífice argentino lamentó que los refugiados de conflictos a menudo reciben “el amargo vinagre del rechazo”.

“¿Quién les escucha? ¿Quién se molesta en responderles?”, preguntó Francisco. “Con demasiada frecuencia ellos encuentran el silencio ensordecedor de la indiferencia, el egoísmo de aquellos que les molesta ser importunados, la frialdad de quienes silencian sus gritos de ayuda con la misma facilidad con que se cambian los canales de televisión”.

Durante su papado, Francisco ha censurado a quienes dan la espalda a los que escapan de las guerras y la pobreza.

El líder ortodoxo Bartolomeo I, patriarca ecuménico de Constantinopla, exhortó a los participantes a trabajar para aislar de sus religiones a los fundamentalismos, que amenazan “nuestra coexistencia misma”.

Un orador musulmán, Din Syamsuddin, presidente del Consejo Indonesio de Ulema, lamentó que la falta de paz en el mundo sea expresada en injusticia, terrorismo y otros males, y que algunos grupos usen el nombre del islam para lanzar actos violentos.

Francisco les dijo a los asistentes: “¡Sólo la paz es santa, no la guerra!”.

Más adelante se leyeron en orden alfabético los nombres de países con guerra u otros actos de violencia y se encendió un cirio por cada uno. Entre los lugares mencionados estuvieron Siria, Yemen, Nigeria, México, Ucrania y Mindanao, en las Filipinas.

Los participantes en el encuentro firmaron una petición a los líderes mundiales para que eliminen los “motivos” de la guerra, como la avaricia por el poder y el dinero, incluido en el negocio de las armas, y la sed de venganza.

El papa Juan Pablo II empezó a tradición de las oraciones por la paz en Asís en 1986.

(I)

El papa Francisco pronuncia un discurso en el cierre de un día de oración por la paz frente a la Basílica de San Francisco de Asís, Italia, el martes 20 de septiembre del 2016.  (AP Foto/Alessandra Tarantino)

El papa Francisco pronuncia un discurso en el cierre de un día de oración por la paz frente a la Basílica de San Francisco de Asís, Italia, el martes 20 de septiembre del 2016. (AP Foto/Alessandra Tarantino)

Publicidad