Ecuador. martes 19 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pekín anuncia la creación de una policía ambiental

PEKÍN (CHINA) 22/12/2015 Coches circulan por una de las principales avenidas de Pekín en medio de una fuerte niebla causada por la contaminación hoy, 22 de diciembre de 2015. Pekín permanece en alerta roja desde el pasado día 18 cuando puso en marcha un protocolo de actuación que incluye el cierre de colegios y la recomendación a los vecinos para que permanezcan en espacios cerrados.EFE/Wu Hong

Pekín (EFE).- La capital china va a crear este año una policía ambiental para intentar controlar el cumplimiento de las medidas anticontaminación, informó hoy el alcalde adjunto de la ciudad, Cai Qi.


Publicidad

Cai, en una reunión con vecinos de Pekín y periodistas, explicó que hay numerosos “actos de incumplimiento de las normas resultado de una supervisión laxa y una vigilancia débil”, según declaraciones recogidas por la agencia oficial Xinhua.

El anuncio se produjo poco antes de que hoy concluyera un episodio de contaminación que dejó a la capital en alerta naranja (la segunda más grave de una escala de cuatro) durante más de una semana, ante la creciente alarma de los ciudadanos.

Cerca de un centenar de ciudades chinas, sobre todo del centro y noreste, han vivido esta semana en distintos niveles de alerta por grave contaminación del aire.

El Ministerio de Protección Ambiental reconoció en un informe divulgado también esta semana que numerosas empresas contaminantes de todo el país no reducen o paran sus actividades cuando se les ordena debido a una alerta ambiental.

El alcalde adjunto de Pekín no dio más detalles sobre la creación de la policía ambiental capitalina, pero sí dijo que perseguirá actividades como la incineración de basuras, la quema de biomasa o las barbacoas al aire libre.

También señaló que la última central energética alimentada por carbón de la ciudad cerrará cuando acabe el invierno, clausura que las autoridades llevan anunciando desde hace tiempo.

Cai recalcó otra promesa que se repite cíclicamente, el cierre de cientos de las empresas más contaminantes de la región de la capital y que más de 2.500 serán renovadas para cumplir las normas ambientales.

Una novedad es que finalmente en febrero próximo comenzarán a comercializarse en Pekín gasolina y diesel reformulados para que sus emisiones sean más limpias.

Ante las quejas ciudadanas por el último episodio de contaminación, las autoridades municipales anunciaron que financiarán la instalación de aparatos purificadores de aire en algunas escuelas y guarderías. EFE (I)

rcf/acm