Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Acusan a exmilitares chilenos por quemar a jóvenes en 1986 

Un policía se detiene junto a aviones de papel con un mensaje contra la violencia afuera del palacio de gobierno de La Moneda durante una ceremonia para recordar el golpe de Estado de 1973, que dio inicio a la dictadura de Augusto Pinochet el lunes 11 de septiembre de 2017. (AP Foto/Esteban Felix)

SANTIAGO DE CHILE (AP) — Un juez de Chile acusó a 13 militares retirados de quemar intencionalmente y abandonar a dos jóvenes durante una protesta contra la dictadura de Augusto Pinochet en julio de 1986.


Publicidad

Entre los acusados por el juez Mario Carroza están los tres jefes de las patrullas que participaron del ataque contra el fotógrafo Rodrigo Rojas De Negri, que luego falleció, y Carmen Gloria Quintana, según un fallo difundido el viernes. También se incluye al jefe del regimiento al que pertenecían las patrullas, el entonces coronel René Muñoz Bruce, sindicado como encubridor.

El caso de “los quemados”, como se lo conoce en Chile, es una de las miles de violaciones a los derechos humanos que cometieron los militares durante el régimen de facto de 1973 a 1990, que dejó poco más de 40.000 víctimas, incluidos 3.095 muertos de los cuales más de un millar siguen desaparecidos.

Carroza estableció que el 2 de julio de 1986, día de una protesta nacional contra el régimen, tres patrullas militares se encontraron con los dos jóvenes en una barriada al este del centro de Santiago, los detuvieron, obligaron a De Negri a tenderse en el suelo y a Quintana a pararse junto a una muralla con las manos en alto.

“Son rociados sus cuerpos con combustible y mediante el empleo de un elemento adicional se les prende fuego. A consecuencia de esa acción se incendian sus ropas y resultan ambos con sus cuerpos quemados en una importante proporción, recibiendo la ayuda y el auxilio de algunos conscriptos que lograron apagar el fuego empleando para ello frazadas”, precisó el juez.

Los tres tenientes trasladaron luego a la pareja varios kilómetros al norte y los abandonaron en una zanja.

Carroza acusó a 11 de los 13 involucrados de ser los presuntos autores del homicidio calificado por la muerte de De Negri y de homicidio frustrado en el caso de Quintana. El chofer del camión que llevó a los muchachos hasta una zanja lejana fue sindicado como supuesto cómplice y el entonces coronel René Muñoz, jefe del regimiento al que pertenecían las patrullas, fue catalogado de presunto encubridor.

Excepto Muñoz Bruce, todos estaban procesados desde 2015. Ahora el juez debe proponer una condena.

(I)