Ecuador. viernes 17 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Jueces no conceden medidas cautelares solicitada por GLBTI contra líderes religiosos

Iván Carrasco (I) | Foto tomada de la revista la periódica

Más de cinco horas duró la audiencia de pedido de medidas cautelares solicitado por colectivos GLBTI (Gais, Lesbianas, Bisexuales, Transgénero, Transexuales, Travestis e Intersex) contra miembros de las iglesias católica, evangélica y adventista que lideraron la multitudinaria marcha en contra de una supuesta “ideología y enfoque de género”, bajo el lema “con mis hijos no te metas”. La diligencia se realizó en el complejo judicial sur en Quito.


Publicidad

El tribunal consideró que la medida cautelar presentada por los miembros LGBTI, para que se suspenda la marcha del sábado, ya no tiene acción por lo que la marcha ya se realizó y la audiencia se la llevó acabo recién el día de hoy. También se consideró que el análisis de una supuesta violación al derecho de la no discriminación, debe ser tratado como una acción de protección, por lo que se fijo una nueva audiencia para que se analice el tema el próximo miércoles a las 8:30.

Los monseñores Eugenio Arellano, Luis Cabrera y René Coba, los pastores Freddy Guerrero, Jaime Cornejo, Fernando Lay y Eduardo López no se presentaron a la audiencia porque según el abogado de la Conferencia Episcopal, Pier Pigozzi, dice que las 7 personas debieron ser notificadas personalmente.

El Dr Toainga, abogado de Jaime Cornejo del movimiento Familia y Vida pidió de forma irónica que también se encarcelen a un millón de personas que asistieron a la marcha.  “Aunque estemos equivocados este es nuestro derecho“, dijo Toainga.

Uno de los demandantes, Iván Carrasco, ha dicho que no buscan enjuiciar penalmente a los dirigentes de las iglesias, ni encarcelar a un millón de personas, sino que “la medida cautelar es para seguridad de la integridad de los miembros LGBTI (…) y para dejar en claro a la población que tenemos que prevenir y dejar en alerta que si siguen con la campaña de odio están atentando con nuestra vida”.

Carrasco también ha dicho que en “el caso que se propague esta campaña, hay una posibilidad mucho más grande a que nuestros derechos y nuestra integridad como personas sean vulnerados“.

Los activistas de los grupos GLBTI reconocieron que la intención del pedido de medidas cautelares era para impedir la marcha que se realizó el pasado sábado. Según otro de los demandantes, Cayetana Salao, dijo en declaraciones a una radio online que “lo que queríamos evitar con las medidas cautelares hoy esta sucediendo. Nos están exponiendo a sufrir agresiones”.

La organización GLBTI ha pedido que el Estado protega e impida “mensajes de odio que generan intolerancia” de los grupos que convocaron a la marcha.

Colectivos LGBTI realizaron un plantón en los exteriores del complejo judicial mientras duraba la audiencia.

Foto tomada de la revista la periódica

En desarrollo….