Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cuestionan exactitud de biopsias en cáncer de seno

Un radiólogo usa una lupa para estudiar una mamografía en esta foto tomada el jueves 6 de mayo del 2010 en Los Angeles. (Foto AP/Damian Dovarganes)

CHICAGO (AP) — He aquí un motivo adicional para pedir una segunda opinión médica: los especialistas en biopsias suelen equivocarse en el diagnóstico del tejido mamario, lo cual conduce a un tratamiento excesivamente agresivo para algunas mujeres e insuficiente para otras, indica un estudio.


Publicidad

De acuerdo con los resultados, los patólogos son muy hábiles para descubrir cuando el cáncer invasivo está presente en el tejido mamario, pero no tanto para diagnosticar trastornos menos graves o tejido normal.

El estudio abarcó a 115 patólogos estadounidenses y 240 biopsias de seno. Se comparó los diagnósticos con los de tres especialistas. Se trató de un experimento que tal vez no refleje lo que sucede fuera del ámbito de la investigación, pero los autores dicen que los resultados reflejan las dificultades para interpretar con precisión el tejido bajo el microscopio.

El estudio apareció el martes en el Journal of the American Medical Association.

Cada año se realizan en Estados Unidos alrededor de 1,6 millones de biopsias mamarias, generalmente después de que los radiólogos descubren algo sospechoso en una mamografía. Se toma un trozo de tejido del tumor y se lo examina bajo un microscopio. Investigaciones anteriores también revelaron que la interpretación errónea de mamografías puede conducir a falta o exceso de tratamiento.

Algunos resultados del estudio:

—Los patólogos diagnosticaron correctamente las células anormales precancerosas en la mitad de los casos, equivalente a lanzar una moneda, dijo la doctora Joann Elmore, investigadora de la Universidad de Washington. El tratamiento requiere examen frecuente y a veces medicación. Un tercio de los casos fueron diagnosticados erróneamente como no preocupantes o normales, en tanto el 17% fueron considerados sospechosos o directamente cancerosos.

—Los patólogos hallaron erróneamente algo sospechoso en el 13% de los tejidos normales.

“Como mujer, probablemente buscaría una segunda opinión” ante un diagnóstico anormal o precanceroso, dijo Elmore.

Un editorial de JAMA observa que el estudio carece de información sobre la evolución de los pacientes, de manera que no hay pruebas de que los expertos llegaron a las conclusiones correctas. Además, los patólogos no pudieron consultar con sus colegas en casos de incertidumbre, mientras que en el mundo real esas consultas son frecuentes, dijo el coautor del editorial David Rimm, profesor de patología en Yale.

Por Lindsey Tanner