Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Anécdotas surrealistas marcan cambio histórico de red semafórica en Asunción

ASUNCIÓN (PARAGUAY), 22/03/2015.- Vista de semáforos en una calle céntrica en Asunción (Paraguay) hoy, domingo 22 de marzo de 2015. Carteles en coreano, conductores bloqueando el paso en hora punta intentando entender las señales y otras curiosas anécdotas han protagonizado el primer gran cambio de la red de semáforos de la capital de Paraguay desde su instalación en 1975. EFE/Andrés Cristaldo

Asunción, 22 mar (EFE).- Carteles en coreano, conductores bloqueando el paso en hora punta intentando entender las señales y otras curiosas anécdotas han protagonizado el primer gran cambio de la red de semáforos de la capital de Paraguay desde su instalación en 1975.


Publicidad

En una ciudad donde los conductores están poco habituados a la norma y a las infraestructuras viales, la instalación de los bautizados como “semáforos inteligentes”, donados por Corea del Sur, ha sido un acontecimiento polémico para muchos ciudadanos que ni siquiera confían en que vayan a mejorar la circulación.

Las autoridades municipales intentan hacer pedagogía y tranquilizar a la gente. “Los semáforos están en fase de prueba y los paneles estarán escritos en español”, precisó a Efe el director ejecutivo del Sistema Avanzado de Gestión de Tráfico (ATMS) de la municipalidad de Asunción, Luis Amarilla.

El propio alcalde de la ciudad, Arnaldo Samaniego, ya en abierta precampaña electoral, acompañó incluso esta semana en horas intempestivas la instalación de algunos paneles.

Había motivos para que el intendente paraguayo se preocupara personalmente del tema: el 8 de marzo, la primera noche de trabajo para cambiar los semáforos, una camioneta chocó contra uno de los camiones que usaban los técnicos para instalar el nuevo sistema semafórico.

No hubo heridos, solo algunos daños materiales, pero fue un adelanto de lo que vendría después.

El júbilo ciudadano y mediático por la instalación de la nueva red que afectará a siete corredores principales de la ciudad, con 420 nuevos semáforos en 78 cruces, duró poco.

El primer lunes con los nuevos semáforos de prueba hubo momentos de “auténtico quilombo vial”, como definió un conductor afectado en las redes sociales, que a partir de ese momento sirvieron de catarsis colectiva.

Algunos conductores no comprendían las nuevas señales. Los semáforos traídos de Corea del Sur tienen tres grandes luces en horizontal que quedan sobre el asfalto: la de la izquierda y la de la derecha pueden servir para autorizar el tráfico hacia esos sentidos, algo inédito en Paraguay.

“Para girar a la izquierda se habilita con flecha verde, lo que no tiene es la roja que dice que no se puede girar”, matizó Amarilla.

A algunos conductores les llaman la atención las fuertes luces de los nuevos aparatos, otros se quejaron de la ausencia de una campaña publicitaria gubernamental explicativa tras sufrir varios incidentes en las intersecciones de principales avenidas como Mariscal López, que conecta el centro con el resto de la ciudad.

Pero a todos les impactó por igual cuando en plena mañana del lunes 18 de marzo uno de los flamantes paneles comenzó a mostrar textos en coreano. El episodio definido por la Municipalidad como “un simple desatino que duró unos pocos minutos” desató las burlas en la calle y los comentarios irónicos en internet.

Desde la Alcaldía defendieron el “gran esfuerzo técnico, humano y presupuestario para acompañar la donación” de Corea del Sur cifrada en 5,3 millones de dólares, según Amarilla.

El director del ATMS explicó que el 22 de abril ya estarán a punto todos los semáforos y se realizará la inauguración oficial.

La Municipalidad de Asunción acompaña con unos tres millones de dólares más la donación de la Agencia de Cooperación Coreana que incluye conexión de fibra óptica entre todos los semáforos, seis paneles, como el que se expresaba en coreano, que relatarán en tiempo real la situación del tráfico y 5 cámaras de alta definición.

Además de 24 radares que medirán velocidad y llevarán un recuento del número de vehículos y un centro de control que estará situado en la avenida de la costanera de la bahía que el río Paraguay forma en el centro de Asunción.

“Hicimos varias pruebas y se ve que este sistema sirve para ordenarse. Si funciona en una ciudad con diez millones de habitantes como Seúl tiene que funcionar aquí que tenemos 500.000. Lo que falta es educación y costumbre”, reflexionó el técnico de la Municipalidad.

Amarilla admitió la dificultad de adaptar el sistema a una ciudad “con falta de planificación original” y aseguró que la nueva red busca mejorar el tráfico y dar por primera vez prioridad al peatón sobre los vehículos.

“A caballo regalado no se le mira el diente. Generará dudas hasta que la gente se adapte”, resumió.

Los primeros semáforos de Asunción se instalaron en 1975; solo en 1997 hubo un intento de renovación de los ubicados en el casco antiguo de la capital por parte de la cooperación francesa, pero pese a la inversión de casi dos millones de dólares únicamente abarcó 44 cruces, según Amarilla. EFE