El Gobierno le apuesta de lleno a la estrategia de “pan para hoy y hambre para mañana”

En: Sin categoría

17 Mar 2017

Desde diciembre de 2016, según las estadísticas del Servicio de Rentas Internas (SRI), la recaudación tributaria viene mostrando variaciones interanuales positivas, lo que ha sido resaltado nuevamente por el Gobierno como una muestra de que la economía habría entrado en una fase de recuperación. “Ahora estamos recuperando plata porque la economía se está recuperando y eso nos permite bajar pagos atrasados”, dijo el ministro de Finanzas, Patricio Rivera, en una entrevista con el portal ecuadorinmediato.com[1]. En base a esas declaraciones de Rivera sobre el alza en la recaudación de impuestos, El Telégrafo publicó una nota titulada “Los ingresos de la caja fiscal aumentan”[2]. En ese sentido, conviene analizar qué explica ese repunte de la recaudación tributaria en los últimos tres meses y si esa presunta recuperación está generando, efectivamente, mayores ingresos al Presupuesto General del Estado (PGE).

Según el SRI –cuyas últimas cifras son provisionales y están sujetas a revisión–, en diciembre de 2016 la recaudación total (descontando los ingresos temporales creados por la Ley Solidaria) creció 11,6% frente al mismo mes de 2015. En enero de este año el crecimiento interanual fue de 0,2% y en febrero de 7,7%. Es decir, lo recaudado por el SRI entre diciembre de 2016 y febrero de 2017 supera en 5,7% a lo que recibió la misma entidad entre diciembre de 2015 y febrero de 2016. Entre los impuestos principales, el que muestra el mejor desempeño es el ICE a las operaciones internas, cuya recaudación creció en más de 20% durante el período analizado. Al respecto cabe señalar, sin embargo, que la recaudación de ICE interno de los últimos tres meses no es comparable con la de diciembre 2015 – febrero 2016, ya que a finales de abril del año pasado la Asamblea aprobó la “Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas” que estableció o incrementó el ICE para productos como gaseosas y otras bebidas azucaradas, cervezas y servicios de telefonía fija y móvil para empresas.

Otros tributos importantes, como el IVA o el Impuesto a la Renta, también registran desempeños positivos. No obstante, esos resultados están relacionados con el fuerte incremento del gasto público que se dio en los últimos meses. Según cifras del Ministerio de Finanzas compiladas por el Observatorio de la Política Fiscal (OPF), entre noviembre de 2016 y enero de 2017 el gasto total del PGE sumó $7.879 millones, es decir, 10,7% más que entre noviembre de 2015 y enero de 2016. Semejante inyección de recursos a la economía necesariamente tiene que generar un impacto positivo en la actividad y, por tanto, en la recaudación tributaria, más aún en meses de alto consumo como noviembre y diciembre. Se trató, no obstante, de un incremento en el gasto que estuvo financiado por el agresivo endeudamiento que ha llevado a cabo el Gobierno en los últimos meses, en el contexto de la campaña electoral. Entre las deudas que el Gobierno contrató sólo entre noviembre de 2016 y enero de este año destacan dos colocaciones de bonos en el mercado internacional, por un monto conjunto de $1.750 millones, una nueva preventa petrolera por $900 millones y nuevos créditos del Banco Central por $667 millones, es decir, más de $3300 millones que en buena parte se utilizaron para inyectar recursos a la economía y mantener el discurso de la “recuperación”.

Por otro lado, si bien las cifras del SRI muestran un incremento en la recaudación tributaria, las cifras del Ministerio de Finanzas sobre la ejecución del PGE no registran ese aumento. Según la información recopilada por el OPF (antes de que el sistema informático para conocer la ejecución presupuestaria fuera dado de baja), en el acumulado de enero y febrero de este año los ingresos tributarios del PGE (descontando los ingresos generados por el aumento temporal del IVA) sumaron $1.983 millones, 6,5% menos que en el mismo período de 2016. Con excepción del ICE (por los motivos ya señalados), todos los principales impuestos (IVA, Renta, aranceles) registran caídas interanuales. Esta aparente incongruencia se puede deber a la cantidad de notas de crédito que el SRI emitió el año pasado (por casi $700 millones, es decir, 127% más que en 2015) y que afectan a la recaudación efectiva, que es la que se transfiere al Tesoro.

En los dos primeros meses de 2017 la emisión de notas de crédito por parte del SRI continuó creciendo (76% más que en igual período de 2016), a lo que se suma el desproporcionado incremento de la deuda pública y la utilización de papeles estatales para honrar una parte de los atrasos del Gobierno con universidades, gobiernos seccionales y proveedores del sector privado (lo que también resta liquidez a la próxima administración). En otras palabras, en el marco de unas elecciones que parece desesperado por ganar, el Gobierno está usando, de manera irresponsable con el país, la estrategia de “pan para hoy y hambre para mañana”.

 

[1] Ver: http://www.ecuadorinmediato.com/index.php?module=Noticias&func=news_user_view&id=2818816970&umt=ministro_rivera_recaudacion_tributaria_crecio_entre_2016_y_2017_un_12_por_ciento_audio

[2] Ver: http://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/8/los-ingresos-de-la-caja-fiscal-aumentan

 

Formulario de Comentarios

Publicidad

Publicidad

Categorías