Incautan una tonelada de cocaína que disidencias FARC iban a enviar a Bélgica

REFERENCIA. Imagen tomada de internet.

Las autoridades colombianas se incautaron de una tonelada de cocaína que iba a ser enviada a Bélgica por el frente Oliver Sinisterra de las disidencias de las FARC, antes liderado por Walter Patricio Arizala, alias «Guacho«, quien murió el año pasado en un operación militar, informaron este lunes fuentes oficiales.

El operativo se llevó a cabo en la vía que del municipio de Palmira conduce a la ciudad de Cali, capital del departamento del Valle del Cauca, en el suroeste del país.

En el sitio del hecho soldados pertenecientes a la Tercera Brigada del Ejército inspeccionaron en las últimas horas una tractomula y por medio de un perro entrenado hallaron una sustancia camuflada en latas de conserva que en un principio almacenaban fruta.

«Después de realizar una inspección en compañía de la Procuraduría General de la Nación y de autoridades veedoras se informa que de 50.000 latas que se hallaban al interior del contenedor del vehículo más de 2.900 contenían cocaína líquida«, manifestó el Ejército en un comunicado.

Los encargados del caso precisaron que el contenido total es de 1.100 kilogramos de ese psicotrópico, lo que se constituye en «el golpe más contundente contra el narcotráfico en lo que va corrido del año», precisó la institución.

Según los investigadores, el vehículo salió desde la ciudad de Medellín (noroeste) para recoger el cargamento de cocaína en el Valle del Cauca y posteriormente llegar a Cartagena (norte).

Desde el Caribe colombiano «la droga sería enviada a Bélgica» por la disidencia «Oliver Sinisterra, al mando de Carlos Arturo Landázuri Cortés, aliasEl Gringo’«.

«Guacho«, que fue abatido el pasado 21 de diciembre en una operación militar, lideraba el grupo disidente de las FARC en Tumaco, un municipio fronterizo con Ecuador que tiene el mayor número de hectáreas de coca sembradas de Colombia.

El guerrillero estaba considerado como el responsable del secuestro y asesinato de un equipo periodístico del diario El Comercio de Quito compuesto por el redactor Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra.

Además, estaba acusado de enviar toneladas de cocaína hacia Centroamérica y Estados Unidos y era uno de los criminales más buscados en Colombia y Ecuador, cuyos Gobiernos ofrecían hasta 700 millones de pesos (unos 215.000 dólares) de recompensa por información sobre su ubicación.

Su reemplazo al mando del grupo criminal es alias «El Gringo«, de 24 años y sobre quien la Interpol ya expidió una circular roja en donde lo define como «peligroso, propenso a evasión y violento». EFE

Más relacionadas