Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Primera entrevista de Ai Weiwei luego de su liberación

El artista chino, que fuera detenido durante meses por su gobierno, dio la primera entrevista desde su liberación el pasado 23 de junio al diario oficial ‘Global Times’.


Publicidad

Ai, quien ayer rompió las condiciones de su libertad bajo fianza al denunciar malos tratos y detenciones ilegales en Twitter, rehúsa en la entrevista de hoy hablar de su detención y simplemente afirma que está “feliz de volver a casa después de haber estado fuera del mundo” según informó diario El Universal.

También asegura que él no defiende “una revolución radical en China”, en sus declaraciones al “Global Times”, un medio con una línea editorial nacionalista y que es propiedad del grupo de “Diario del Pueblo”, el periódico portavoz del Partido Comunista de China.

También negó haber admitido las acusaciones de evasión fiscal a la empresa Beijing Fake Cultural Development, que gestiona su ex mujer, Lu Qing, y que sirvió como excusa de la policía para justificar los 80 días de cautiverio del artista.

“Firmé un documento pero no era una confesión. Soy el director artístico de la compañía y no pongo mucha atención a la situación financiera”, afirmó Ai al diario, el cual asegura que según las condiciones de su libertad bajo fianza el artista tiene “la prohibición de hablar sólo a medios extranjeros”.

Sobre la oferta de trabajo que la Universidad de Bellas Artes de Berlín, Ai aseguró que aceptaba “con gusto” el trabajo, aunque afirmó que la opción del exilio “es algo impensable y que sólo deberían hacer las personas de corazón negro”.

Sin embargo y, según las condiciones marcadas para su puesta en libertad, Ai no podría abandonar Pekín en el plazo de un año, por lo que debería haber un cambio en dichas premisas para que el viaje del artista a Alemania fuera posible.

Con sus primeros comentarios en Twitter y esta entrevista, el que es el más famoso entre los cientos de disidentes, intelectuales, artistas y abogados acosados, interrogados y detenidos desde febrero por las autoridades chinas ha roto su silencio después de más de mes y medio de silencio.