Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Academia Mexicana de la Lengua rinde homenaje a Carlos Fuentes

México, 23 may (EFE).- La Academia Mexicana de la Lengua recordó hoy a Carlos Fuentes como un humanista e intelectual, al continuar los homenajes al escritor en el primer aniversario del fallecimiento del escritor.


Publicidad

El también escritor Gonzalo Celorio afirmó que Fuentes fue “un humanista moderno”, y destacó “su capacidad de trabajo, su disciplina, su humillante fecundidad, su curiosidad siempre niña, su pasión política y su templanza crítica, aunadas a su amor por México”.

En el acto, celebrado en el Museo Rufino Tamayo de Ciudad de México, Celorio describió a Fuentes como “un intelectual ecuménico, comprometido lo mismo con su obra personal que con su país y con el mundo”.

Si bien los libros de Fuentes forman parte ya de la literatura universal, “hemos perdido su opinión cotidiana, su liderazgo intelectual, la tranquilidad orgullosa de que nos representara dentro y fuera del país como nuestro mejor embajador, y sobre todo la alegría de su amistad asidua“, agregó.

“Porque Carlos Fuentes fue un hombre generoso que reconoció a los escritores de las generaciones posteriores a la suya, y les ofreció fuera del aula su luminoso y estimulante magisterio”, manifestó.

En el homenaje, en el que estuvo presenta la viuda de Fuentes, Silvia Lemus, también participaron los académicos Hugo Gutiérrez Vega e Ignacio Padilla, así como el director de la Academia Mexicana de la Lengua, Jaime Labastida.

Este acto se suma a otros realizados en días recientes para recordar al autor de “La región más transparente” (1958), entre otras muchas obras.

Carlos Fuentes nació en la Embajada de México en Panamá el 11 de noviembre de 1928 y falleció en la Ciudad de México el 15 de mayo de 2012.

Cuentista, novelista, ensayista y dramaturgo, fue también embajador de México en Francia y profesor en varias universidades estadounidenses y europeas.

Además de “La región más transparente”, entre sus obras más destacadas están “Los días enmascarados” (1954), “La muerte de Artemio Cruz” (1962), “Aura” (1962), “Cambio de piel (1967), “Todos los gatos son pardos” (1970), “Tiempo mexicano” (1971), “Terra Nostra” (1975) y “Cristóbal Nonato” (1987). EFE

msc/ag/cav

(foto)