Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“My Bed”, de Tracey Emin, regresa prestada a la Tate de Londres

Londres, (EFE).- “My Bed”, la famosa cama deshecha de la artista británica Tracey Emin, ha sido prestada por su nuevo dueño por un periodo de diez años a la Tate de Londres, donde se dio a conocer hace tres lustros esta polémica obra, según se informó hoy.

El empresario y coleccionista alemán Christian Duerckheim-Ketehodt adquirió “My Bed” (Mi Cama) el pasado 1 de julio en una subasta celebrada en la casa Christie’s por 2,5 millones de libras (3,2 millones de euros), cantidad que fue a parar a la Fundación Saatchi, hasta entonces propietaria.

Siempre he admirado la honestidad de Tracey, pero compré ‘My Bed’ porque es una metáfora de la vida, donde comienzan los problemas y la lógica muere”, señaló hoy en una nota Duerckheim-Ketehodt, quien ostenta el título nobiliario de conde.

Aunque aún se desconoce si la obra de Emin, que fue finalista al Premio Turner en 1999, será expuesta en la Tate Britain o en la Tate Modern, un portavoz de estas galerías informó hoy de que se darán detalles al respecto el próximo otoño.

Por su parte, el director del grupo Tate, Nicholas Serota, dijo hoy estar “absolutamente encantado” con el hecho de que “el conde Duerckheim haya acordado prestar este importante trabajo a la Tate por un periodo de al menos diez años”.

“Estamos deseando exhibirlo y estamos más que agradecidos al conde Duerckheim por su generosidad al dar la oportunidad a los visitantes de ver un trabajo que ahora tiene la categoría de icono”, declaró Serota.

En la citada subasta, “My Bed”, elaborada en 1998 y que muestra su lecho con restos de colillas, botellas de vodka y test de embarazo, superó con creces el precio máximo estimado de 1,2 millones de libras (2,05 millones de dólares).

El coleccionista Charles Saatchi adquirió en 2000 la entonces rompedora “My Bed” -una cama de apariencia desordenada y sucia, “decorada” con condones usados y bragas sucias, en la que se dice que Emin pasó una semana después de una ruptura amorosa- por 150.000 libras (257.000 dólares).

Un año antes, Emin, parte del grupo de Artistas Jóvenes Británicos que amparó e impulsó Saatchi, se había quedado a las puertas de ganar el prestigioso Premio Turner de arte contemporáneo del Reino Unido con esa controvertida instalación. EFE


Publicidad

Sitio web imagen: news.bbcimg.co.uk