Ecuador. Lunes 5 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

París enriquece la historiografía de la II Guerra Mundial con nuevos archivos

Vincennes (Francia)(EFE).- La historiografía de la II Guerra Mundial se enriquece en Francia con el acceso a una veintena de archivos, más de 500 metros lineales de documentos inéditos en su mayor parte, entre ellos los famosos dosieres “Alliance” de la Gestapo, con datos sobre sus miembros, colaboradores y sus víctimas.

Publicidad

El conjunto fue presentado hoy en el Servicio Histórico de la Defensa (SHD), con sede en el Castillo de Vincennes, al este de París, por el equipo de archiveros e historiadores que trabajan con él desde enero de 2013, encabezados por su responsable, Frédéric Queguineur.

Fotografías, retratos policiales, mensajes secretos, cartas oficiales y personales, boletines de información, interrogatorios, órdenes, dosieres sobre franceses colaboradores con el III Reich y sobre figuras de la Resistencia francesa contra los nazis, así como sobre su persecución, configuran el nuevo territorio histórico.

Elaborados por los servicios secretos franceses y alemanes durante la II Guerra Mundial (1939-1945), estos documentos estaban custodiados desde 1999 en un espacio reservado de la SHD al que no tenían acceso ni el público ni los historiadores, pero sí “los políticos”, indicaron los especialistas.

Citaron como ejemplo al primer presidente socialista francés, de 1981 a 1995, François Mitterrand (1916-1996), quien “expurgó los informes que le concernían”, aunque -aseguraron- no tenía nada que ocultar y su inicial cercanía con el régimen colaboracionista de Vichy así como su paso a la clandestinidad son bien conocidos.

Los archivos ahora desclasificados, cuyo inventario total se prevé terminará dentro de dos años, fueron examinados y utilizados al término de la II Guerra Mundial por las autoridades francesas, y los testimonios que ofrecen permitieron localizar y juzgar a algunos de los ocupantes nazis y sus colaboradores.

Un ejemplo espectacular en este campo lo ofrecen las cinco páginas con caricaturas de funcionarios nazis celebrando una fiesta, gracias a las que se pudo reconocer a algunos de los allí retratados, como ya se informó a la prensa cuando fueron descubiertas.

También dejó de ser inédita hace ya mas de un año una carpeta con datos de “la ex demi-mondaine (la ex prostituta)” Mme Gabrielle Chanel (1883-1971), citada por los servicios secretos nazis como empleada por ellos.

La historia concede desde hace décadas que la fundadora de la célebre casa de costura, habitante del Ritz y amante durante la ocupación del agente secreto y barón Hans Günther von Dincklage, fue detenida poco después de la Liberación de París, en 1944, pero quedó libre de cargos gracias a su amigo Winston Churchill.

Prefirió, no obstante, fijar su residencia en Suiza hasta 1953, cuando retornó a Francia y volvió a abrir su firma y a reinar de nuevo en el mundo de la moda.

De momento han sido ya desclasificados y se ha hecho inventario de la mitad de estos documentos conocidos como los “Fondos de la Oficina Central de Información y Acción” (BCRA).

Para ello, el conjunto fue dividido en cuatro archivos, los de Londres y de Argel; los alemanes, cuya destrucción total lograron impedir los aliados; los de la Dirección General de Estudios e Investigaciones (DGER), con interrogatorios como el del nazi Klaus Barbie y búsquedas de criminales de guerra; y los personales.

Estos últimos contienen entre otros relatos íntimos una carta a su tío, el general De Gaulle, ya exiliado en Londres, de su sobrina de 22 años y futura gran resistente, Geneviève de Gaulle, particularmente celebrada hoy por los archiveros de la SHD.

Un numero especial de la revista “Les Chemins de la mémoire”, publicado el pasado diciembre y presentado también hoy presenta un resumen de los trabajos realizados hasta ahora. EFE (I)

lg/cr

Publicidad