Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Raymundo Valdez y su mundo de historietas

The katsuo's jungle, obra de Raymundo Valdez.

Guayaquil.- Galería DPM inauguró el jueves 17 de noviembre la muestra “Goro-Goro” del artista guayaquileño Raymundo Valdez,  ganador de una mención de honor por su obra “B-29, Bockscar'” en el Salón de Julio – Fundación de Guayaquil 2016.

Publicidad

“Goro-Goro” es una onomatopeya japonesa, las onomatopeyas son expresiones usadas en los cómics o historietas, como el “¡boom!”, que es el ruido que hace una puerta al cerrarse. En la década de los setenta las historietas pasaron a llamarse comics por el nombre de origen anglosajón a su vez procedente del griego kōmikos (divertidos).

LR: ¿Qué es lo que caracteriza a esta muestra?

RV: Muchas cosas, las creaciones de los personajes, las caricaturas, el cómic, el hecho de que ciertas obras tienen una deformación de la figura, son grotestas, como de la guerra… También hay cosas que ya las he hecho anteriormente. Ahora, simplemente, como que me replanteé hacerlo en una escala mayor. Me dediqué un poco más a la pintura líquida para lograr efectos de textura. Quise retomar ciertas cosas que se me quedaron pendientes en otras exposiciones, como de la primera que fue de luchadores de sumo. Lo considero pertinente y lo pongo al personaje, no es como que fuera necesario”.

foto dpmgallery.com

foto dpmgallery.com B-29, “Bockscar”

LR: En esta muestra se encuentra la obra con la que ganaste la mención de honor en el salón de julio de este año.

RV: Sí. Con esa obra recreo el interior de la cabina del bombardero “B-29, Bockscar”, que fue el que lanzó la segunda bomba atómica en Nagasaki, yo lo que hago es recrear el interior de esa cabina pero, obviamente, de una manera ficticia y trato de usar una cromática de colores oscuros en que las figuras humanas se vean deshumanizadas, con un toque de ironía, y que se siente algo tétrico ¿no? acorde a la escena.”

LR: ¿Y qué me puedes decir sobre la pintura apocalíptica?

RV: La última pintura la ubiqué sola en la exposición porque no se relacionaba con nada, pero mantiene la estética del cómic, de las revistas. Simplemente, quise experimentar, a ver qué pasa.

raymundo-foto-portada

LR: Los otros cómics que veo en la muestra son de épocas anteriores, de 1929.

RV: Sí, son de la época donde empezaban a salir cosas como estas. En esos cómics pasan dos cosas, hay algo que yo usé intencionalmente como la pintura de la mala o bad painting, que se ve como si no estuviera bien pintado, pero hice elementos que están bien resueltos, entonces allí está esta contraposición de dos cosas, una que está bien pintada y otra que está mal pintada. Cuando está mal pintada, hace  que la obra luzca como algo grotesco, como si tuviera un ruido que molesta un poco. Hace pensar que ésto lo podría pintar un niño, pero cuando tú ya miras bien la obra ves que no es tan fácil hacerla como parece.

Dice que en este momento le gustaría exponer junto con otros artistas, pintar del vivo, salir al campo, “también como para hacer una pausa”, dice, “ver el mundo con colores reales, porque un artista siempre tiene que estar buscando”.

raymundo-soldados

raymundo-detectives-comics

(F)

María Rosa Jurado

Fotos larepublica.ec

 

Publicidad