Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Fandi dice que la de Quito era “la mejor Feria de América”

El torero español David Fandila, El Fandi, habla durante una entrevista concedida a Efe hoy, viernes 1 de diciembre de 2017, en Quito (Ecuador). EFE/José Jácome

Quito, 1 dic (EFE).- El torero español David Fandila, El Fandi, dijo hoy que las autoridades ecuatorianas deberían valorar volver a permitir dar muerte al toro en la plaza y aseguró, nostálgico, que “la mejor feria de América era Quito”.


Publicidad

En una entrevista con Efe el matador repasó su temporada en España, salpicada por una lesión, así como su actual estadía en Ecuador donde hoy lidia en la Plaza Belmonte, y aseguró que la afición quiteña entiende de toros de una forma muy particular en cuanto al conocimiento y al disfrute de la lidia.

En 2011 los ecuatorianos votaron un referendo convoacado por el expresidente Rafael Correa para restringir la muerte de los astados en las corridas en decenas de municipios, incluido el área metropolitana de la capital, Quito. Con la decisión se puso fin, por ejemplo, a la famosa Feria de “Jesús del Gran Poder”, que se celebraba en la plaza Monumental de Iñaquito.

“La faena es cuando se remata con la muerte suprema”, defendió el matador para quien el no concluir las corridas así supone que “hay un bache, que es antinatural, hueco, es una mentira”. Aun así, es de los que considera que el acudir feria tras feria a Quito sirve para reclamar ese lance, así como apoyar a los seguidores del mundo taurino en la capital.

Y es que algunos toreros son reacios a acudir a esta ciudad para reclamar que se derogue la ordenanza, mientras que El Fandi, granadino de 36 años, cree que al no acudir “tampoco hacemos un favor a la gente de aquí, al que sigue apoyando, al que sigue soñando y esperando que la feria vuelva a ser lo que fue”.

Junto a otras figuras del toreo español como Enrique Ponce o Antonio Ferrera, que en los últimos días han hecho el paseíllo por plazas ecuatorianas, El Fandi, con 17 años de alternativa, dice tener un cariño muy especial por Quito.

En cuanto a la temporada en España, el torero comentó que “ha sido una de las más buenas de mi carrera, pero también complicada”, después de que en agosto se rompiera un abductor, que lo dejó fuera de juego durante 20 días, al que se vino a sumar el regreso anticipado a los ruedos, que le agravó la lesión.

Sobre su etapa americana, indicó que la ausencia de Venezuela ha sido un golpe duro, pero está feliz con las dos corridas de Ecuador, una en Latacunga, donde uno de los toros se lesionó y el otro fue indultado.

Al ser preguntado sobre la Feria “Jesús del Gran Poder” y la posición del actual Gobierno sobre la cuestión taurina, El Fandi dijo que con el presidente, Lenín Moreno, “es cierto que el entorno no es antitaurino”.

“En su momento hubo una reunión con el señor Lenín y una foto. Sabemos que es un tema complicado, la consulta no estuvo bien hecha ni era legal”, sostuvo al referirse a una instantánea que colgó recientemente Enrique Ponce de un encuentro con el mandatario.

Dijo que desde la prohibición “lo que son las fiestas de Quito han pegado un bajonazo, no solo taurinamente, sino empresarialmente”.

En paralelo aplaudió la labor de todas las empresas que buscan mantener viva la tauromaquia en Ecuador, en concreto en Quito, de donde es natural su esposa con la que lleva 5 años casado y donde suele pasar las Navidades. EFE