Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hoy, reunión clave para la cesión de Montero al Levante

A falta de la marcha más esperada de Giuseppe Rossi, que cada vez parece más lejana, el Villarreal empieza a trabajar en su verdadera operación salida. El club castellonense cuenta con un grupo de jóvenes jugadores, todos ellos subidos del filial, que han demostrado esta campaña que aún no están preparados para rendir al máximo nivel que exige un equipo como el amarillo que lucha por llegar lejos en tres competiciones. Son futbolistas que, pese a que no han respondido a las expectativas, el club no quiere perderles de vista pues atesoran calidad suficiente para vestir de amarillo pero les falta experiencia.


Publicidad

Es por ello que el Villarreal le busca a este grupo de jugadores un equipo de la máxima categoría en el que puedan fraguarse como futbolistas en forma de cesión, y el equipo ideal es el Levante. El club granota se ha ofrecido como club satélite del submarino y el conjunto amarillo ha aceptado el ofrecimiento.

Las buenas relaciones entre ambos ya quedaron patentes en la cesión de Jefferson Montero en el mercado invernal, y el club levantinista, con apuros económicos, ve en el Villarreal a un equipo que puede resolver sus problemas de configuración de una plantilla que ha quedado prácticamente desarmada pues muchos de sus integrantes estaban en calidad de cedidos.

Es el caso de Jefferson Montero. El Levante quiere prorrogar la cesión del extremo ecuatoriano, pese a no poder rendir al máximo nivel por una lesión inoportuna. Esta es una de las operaciones que el consejero delegado del Villarreal, Fernando Roig Negueroles, quiere trata con el presidente del Levante, Quico Catalán, y con el director deportivo granota, Manolo Salvador, en una reunión que a priori está prevista para hoy en Valencia, y que han solicitado los mandatarios levantinistas.

Todo el proceso sobre la marcha del técnico Luis García aplazó dicha reunión que al parecer se podrá producir hoy después de que el entrenador se desvinculase oficialmente ayer para dirigir al Getafe. Aunque aún no hay nuevo técnico, la directiva granota ya se ha puesto a trabajar en el próximo proyecto. De esta forma, en as oficinas levantinistas ya se han producido algunas reuniones con agentes de futbolistas en vistas a la temporada 2011-12 y parece ser que hoy le toca el turno al conjunto castellonense.

En dicha cumbre van a salir algunos nombres a la palestra. Además de la cesión de Jefferson Montero, casi se da por hecho que el meta Juan Carlos jugará de azulgrana al confirmarse el fichaje de César por el Villarreal. El Levante sólo tiene bajo palos a Munúa, que está pendiente de renovación, y ve con muy buenos ojos la cesión del guardameta.
Pero si hay algo que necesita el equipo que preside Quico Catalán son mediocentros. De nuevo, el máximo mandatario amarillo va a pedir la cesión de Javi Matilla, que fue rechazada en enero tras no conseguir el Villarreal fichar a Ander Herrera y tener a Marcos Senna lesionado. El conjunto amarillo ahora sí aceptaría la propuesta, pues aunque está pendiente de la renovación del hispano-brasileño, busca mediocentro en el mercado y Juan Carlos Garrido ya demostró esta campaña que no cuenta con Matilla, al que dejó fuera de la convocatoria en bastantes ocasiones pese a la lesión de Senna. Otra cosa es que lleguen ofertas por Matilla. En dicho caso, el club amarillo apostaría por obtener algún beneficio.

En la misma tesitura está Marcos Gullón. El Levante, que sólo tiene en propiedad a Sergio, actualmente lesionado, está pendiente de mantener las cesiones de Pallardó y de Xavi Torres, aunque éste último ha sido puesto a la venta por el Málaga. Por ese motivo vería con buenos ojos incorporar a dos centrocampistas. Marcos Gullón, ahora en el filial, ya manifestó que estaba preparado por dar el salto a Primera y ha dado el visto bueno a su cesión al Levante.

Fuente: www.levante-emv.com