Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Tengo un contrato y mi idea es respetarlo”, dice Salas que no piensa dejar Godoy Cruz

En una charla con Diario Ovación de Argentina, el ecuatoriano Franklin Salas habla sobre su estadía en Godoy Cruz, equipo al que llegó con mucho entusiasmo y generando muchas expectativas, pero solo jugó dos partidos. “Tampoco me tengo que hacer tanta mala sangre”, dijo sobre su presente.


Publicidad

El Mago contó cómo vive su situación y cuál será su futuro, recordando que tiene contrato hasta junio del año que viene. Se lo ve fuerte y con ganas de seguir en el club, pero tampoco descartó una posible ida.

-¿Tener buenos entrenamientos es suficiente para ganarse un lugar?
-Con tener buenas prácticas no alcanza, con los partidos oficiales es la única forma de mostrarse y de valorarse. Los entrenamientos son para prepararse, no para matarse por un puesto. En el único lugar donde podemos ganar o perder un puesto es el campo de juego.

-¿Y por qué no has podido jugar? ¿Lo has hablado con el Polilla?
-Yo siempre trato de entrenar bien y de estar a disposición del entrenador. Después el que decide es el profe (por el DT). Tampoco me tengo que hacer tanta mala sangre, esto es una profesión y estoy esperando una oportunidad y cuando me toque tengo que tratar de aprovecharla.

-¿Se hace difícil vivir esta situación?
-Tengo que seguir entrenando, por más que no me tengan en cuenta no me puedo tirar al abandono o hacerme el lesionado. Eso nunca pasó por mi mente y si no puedo jugar en Godoy Cruz lo haré en otro lado, tengo bastante experiencia.

-¿Cómo imaginás tu futuro?
-En diciembre se verá, yo tengo contrato hasta junio y tengo que respetarlo. Si los dirigentes ven que no estoy para continuar hasta junio, tendrán que hablar con mi representante y llegar a un acuerdo.

-¿Se te cruza por la cabeza dejar el club?
-No lo he pensado, tengo un contrato y mi idea es respetarlo. No estoy conforme porque no he podido jugar y es normal, pero no quiero dejar el club, hemos firmado un contrato por un año.

-¿Y si lo deciden los dirigentes, cómo lo tomarías?
-Siempre hay que tener diálogo, no entrar en discusiones. Los empresarios sabrán hablar con los directivos, aunque lo importante es que no pierda el club ni el jugador. Habría que llegar a un buen término, porque tampoco he matado a nadie acá. Si me toca irme, me iré tranquilo, porque he entrenado bien, no he tenido lesiones y las oportunidades de jugar no llegaron.

-¿Qué sentís cuando ves que no estás en la lista de concentrados?
-Yo vivo del fútbol, a mí me gusta esta profesión y es muy buena la relación con mis compañeros, que me tratan muy bien. Pero se siente un bajón cuando dan la lista y no estoy. Uno no se prepara para el día, a día sino para el futuro también, y si no es ahora será después. Lo importante es estar siempre activo.

-¿Creés que no te adaptaste al fútbol argentino?
-Quizás fue eso: soy un jugador que trata de poner la pausa, mi estilo es como el de Riquelme, que pone la pausa. No tengo el vértigo que tienen mis compañeros.

Fuente: Diario Ovación