Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Liverpool iría por los históricos Drogba y Owen

Gerrard y el Madrid. A Steven Gerrard se le están acabando las pilas y seguramente le da la impresión de que podría haber ganado más títulos. Le quiso, como acaba de admitir, el Manchester United y José Mourinho intentó contratarle dos veces mientras era el mánager del Chelsea, y también el verano que aterrizó en el Madrid.


Publicidad

Sahin y la Champions del 2005. Hablando de títulos y del Liverpool. Sahin estuvo en el estadio Atatürk en Estambul la noche de la famosa victoria de los de Rafa Benítez ante el Milán. Había sido campeón europeo Sub-17 y fue invitado por la federación turca. “El mejor partido que he visto en mi vida”, es como lo describe el nuevo red.

Mala organización. El Liverpool acaba de realizar el peor inicio de temporada en cincuenta años. Y en los despachos están despistados: cedieron a Andy Carroll sin confirmar un sustituto que no llegó. Quieren convencer a Drogba, si abandona el Shanghai Shenhua, y piensan en Michael Owen, que está sin equipo.

El Arsenal no gana, sus exjugadores sí. La marcha de Alex Song al Barcelona y de Van Persie al Manchester City son las últimas de un éxodo de siete años en el que sus exfutbolistas han ganado 44 títulos con once clubes diferentes, mientras que los londinenses no han levantado ni un trofeo desde su victoria en la FA Cup del año 2005.

Ferguson ignora a los sponsors. Sir Alex Ferguson ha prohibido a sus futbolistas más jóvenes que adquieran coches de la lujosa marca norteamericana que patrocina al club de Manchester y cuyo nombre adornará su camiseta a partir de la temporada 2014-15. Los menores de 23 años, incluido David de Gea, no podrán recibir, pues, uno de sus espectaculares coches deportivos.

El rebelde Di Canio se enfrenta a otros Di Canios. Al entrenador del Swindon, Paolo di Canio, recordado por sus múltiples actos de indisciplina como futbolista, se ha encontrado con un clon. El portero Wes Foderingham deberá pedir perdón a la afición por su arrogancia tras la última derrota: Wes fue sustituido a los 21 minutos al cometer un error y de camino al vestuario le echó una bronca a su entrenador y acabó sentado en la grada discutiendo con aficionados.