Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sacchi: “Demasiados jugadores de color” en Italia

Foto de archivo. El atacante del Juventus Paul Pogba dispara a gol en el partido contra el Chievo Verona que se jugó el domingo 25 de enero de 2015. (Foto AP/Massimo Pinca).

ROMA (AP) — El ex técnico de la selección italiana Arrigo Sacchi fue duramente criticado el martes por decir que “hay demasiados jugadores negros” en las inferiores de los clubes italianos, y que eso afecta “el orgullo e identidad nacional”.


Publicidad

Sacchi señaló que “por supuesto no soy racista y mi pasado como entrenador lo demuestra”.

Sin embargo, refiriéndose a un torneo internacional juvenil en Viareggio, dijo: “Tengo que decir que hay demasiados jugadores negros, incluso en los equipos juveniles”.

El técnico hizo las declaraciones en una entrega de premios el lunes por la noche en la localidad de Montecatini Terme.

“Sólo quería destacar que estamos perdiendo nuestro orgullo nacional e identidad”, dijo Sacchi en una entrevista con La Gazzetta dello Sport, al intentar matizar sus comentarios.

Sacchi entrenó al Milan antes de llevar a Italia a la final del Mundial de 1994. En la actualidad escribe una columna en la Gazzetta y trabaja como comentarista de televisión.

El delegado de deportes del gobierno italiano, Graziano Delrio, catalogó los comentarios de Sacchi como “un grave error”.

“La Italia de hace 30 años no es la Italia de ahora, donde hay jóvenes jugadores que son ciudadanos italianos con todos los derechos, tomando en cuenta que nacieron y se criaron en Italia aunque sean de padres extranjeros”, dijo Delrio. “Hay nuevas generaciones formadas en nuestras escuelas y en nuestras canchas de fútbol”.

Tras ser eliminada en la primera ronda de los dos últimos mundiales, Italia ha estado bajo presión para desarrollar mejor sus programas juveniles, mientras los clubes del país enfrentan problemas con la reducción del público en los estadios, violencia y racismo.