Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Roland Garros: Nadal podría enfrentar a Djokovic en cuartos

El tenista serbio Novak Djokovic celebra su victoria sobre el canadiense Milos Raonic, tras su partido de cuartos de final del Abierto de Australia, en Melbourne, el 28 de enero de 2015. (AP Foto/Vincent Thian).

PARIS (AP) — Si quiere conquistar su décimo título del Abierto de Francia, Rafael Nadal tendrá que superar quizás el recorrido más difícil desde que se convirtió en el rey de Roland Garros.


Publicidad

El sorteo del viernes fue lapidario para el nueve veces campeón, cuya confianza y título como el “Rey de la Arcilla” parecen cada vez más en duda.

Hubo reacciones de sorpresa en el auditorio cuando la campeona de las mujeres, Maria Sharapova, sacó el nombre de Nadal durante el sorteo, y dejó servida la posibilidad para otro duelo de campanillas contra el primero del ranking mundial, Novak Djokovic. Sólo que esta vez, los finalistas de 2012 y 2014 se enfrentarían en los cuartos de final.

Sólo para llegar hasta esa etapa, el español probablemente tendría que superar en cuarta ronda a uno de los tenistas del futuro, el décimo preclasificado Grigor Dimitrov. Y en las semifinales podría aguardar Andy Murray, el campeón de Wimbledon en 2013 y del Abierto de Estados Unidos en 2012, que no ha perdido un solo partido desde que se casó el mes pasado.

Nadal ha tenido sorteos desfavorables en el pasado. En 2011, 2013 y el año pasado, derrotó a tres top-10 rumbo a la victoria. Y su marca de 66-1 en Roland Garros, donde su único revés fue en la cuarta ronda en 2009, significa que no puede ser descartado a pesar de que no ha ganado un solo título en esta temporada de arcilla.

De todas formas, si la final del 7 de junio termina con Nadal mordiendo el trofeo como suele hacer en sus festejos, este Roland Garros podría ser su mayor logro, tomando en cuenta los obstáculos que enfrenta.

Después de terminar 2014 inactivo por varias lesiones, y con problemas para recuperar su mejor forma este año, Nadal cayó al séptimo puesto en el ranking mundial, y es el sexto preclasificado en Francia, su peor ubicación en Roland Garros. Eso lo dejó vulnerable en el sorteo del viernes.

“Todos estaban pendientes a un posible duelo entre Nadal y Djokovic”, dijo el director del torneo, Gilbert Ysern. “Será difícil para el perdedor, porque en este momento parecen ser los dos mejores jugadores en arcilla”.

Nadal ha perdido cinco veces en arcilla este año. Ysern dijo que no contemplaron otorgarle una mejor preclasificación para protegerlo en el sorteo.

“Hace tres o cuatro años pensamos darle una preclasificación más alta cuando cayó en el ranking por una larga inactividad por una lesión. Pero este año es distinto, porque su ranking cayó más que nada por sus resultados en la cancha”, dijo Ysern. “Ni siquiera lo pensamos, y él no lo pidió, no es su estilo pedir cosas”.

En el sorteo de mujeres, Serena Williams, campeona de 19 Grand Slams, podría toparse con Victoria Asarenka en la tercera ronda.

Williams, cabeza de serie del torneo, enfrentará en primera ronda a una oponente de la ronda preliminar. Su hermana Venus chocará con Sloane Stephens, semifinalista del Abierto de Australia en 2013 y quien ha llegado hasta la cuarta ronda en Roland Garros los tres últimos años.

La quinta preclasificada Caroline Wozniacki y la sexta Eugenie Bouchard, quien la temporada pasada fue semifinalista en Australia y Francia y finalista en Wimbledon, también están en el cuadro de las hermanas Williams.

En el lado de Sharapova, la española Carla Suárez Navarro, octava preclasificada, podría ser su oponente en los cuartos de final.

Nadal, como campeón de la rama masculina, fue el encargado de sacar los nombres de las mujeres, con los dedos de la mano izquierda cubiertos por bandas. Nadal se frotó el mentón y lució menos cómodo que Sharapova en la ceremonia.

Ya que Djokovic, Nadal, Murray y David Ferrer están todos en el mismo lado del cuadro, el camino parece despejado para Roger Federer.

“Tengo la posibilidad de llegar muy lejos”, dijo el suizo, campeón de 17 torneos de Grand Slam. “Cuán lejos depende de mi nivel de juego”.

Para alcanzar la que sería su sexta final en París, y primera desde que perdió ante Nadal en 2011, el campeón de 2009 quizás tenga que vencer a su compatriota Stanislas Wawrinka. (D).