Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Pospuesta la clasificación del GP de EEUU

El piloto de Mercedes, Lewis Hamilton, maneja en una pr·ctica del GP de EEUU el viernes, 23 de octubre de 2015, en Austin, Texas. (AP Photo/John Locher)

AUSTIN, Texas, EE.UU. (AP) — Lewis Hamilton derrapó pero se sobrepuso a las condiciones adversas durante su recorrido en el Circuit of the Americas. Luego, se retiró al garaje de Mercedes.


Publicidad

Ahí pudo mantenerse seco, observó las imágenes de radar sobre las condiciones meteorológicas y comenzó a planificar la forma en que buscará embolsarse el título de la Fórmula Uno.

Hamilton logró el sábado la vuelta más rápida en una última práctica del Gran Premio de Estados Unidos, sobre una pista que quedó anegada por otro día de lluvias torrenciales. Los pilotos esperaron durante una interrupción de tres horas antes de que las autoridades de la carrera decidieran posponer la clasificación al domingo por la mañana.

Tras esa inusitada sesión, la carrera se realizaría por la tarde.

Para Hamilton, ello significa que desconoce si largará primero sobre la pista en la que ha conseguido el triunfo en dos de los últimos tres años. Otra victoria le aseguraría su segundo título mundial en dos años y su tercero en general.

Hamilton, de 30 años, ganó su primer campeonato en 2008, cuando corría por McLaren. Su dominio con Mercedes durante las últimas dos temporadas incluye 20 triunfos y otros nueve podios.

A la presente campaña le restan cuatro carreras.

Hamilton tiene una ventaja de 66 puntos sobre Sebastian Vettel, de Ferrari, en el campeonato de pilotos. Ganará el título si supera por nueve puntos a Vettel y por dos a Nico Rosberg, su compañero en Mercedes.

Vettel logró el segundo mejor tiempo durante la complicada práctica sabatina. Pero se llevaron un duro golpe sus posibilidades de postergar la lucha por el título a la próxima carrera en México. Largará el domingo 10 lugares detrás del sitio que consiga, como un castigo a Ferrari por el uso de su quinto motor en esta campaña, uno por encima del límite.

De acuerdo con los pronósticos, lo peor de la lluvia debe haber pasado el domingo por la mañana. Pero podría seguir lloviendo cuando lo pilotos regresen para la clasificación a las 9:00 a.m., cinco horas antes del comienzo previsto de la carrera.

Si la lluvia no amaina, es posible usar los tiempos de práctica del sábado para definir la parrilla de largada. En caso de que ello ocurra, Hamilton saldría primero, junto con Nico Hulkenberg, de Sahara Force India. Valtteri Bottas, de Williams, largaría tercero y Vettel duodécimo.

Evidentemente, las escuderías se tomaron la práctica del sábado como una posible clasificación. Mantuvieron a los pilotos en la pista por largos periodos a fin de acumular vueltas, pese a las dificultades que implicaba la pista resbalosa.

“No hay quejas. Es suficientemente seguro como para manejar”, dijo Daniel Ricciardo, al comunicarse por radio con su garaje en la sesión.

Pero la lluvia siguió cayendo y los autos continuaron derrapando hacia fuera de la pista, incluido el de Hamilton. En varias ocasiones su vehículo se deslizó por las curvas o se desvió de la mejor trayectoria.

“Las condiciones son bastante complicadas, me sigo deslizando”, dijo Vettel a su equipo en un momento, cuando su bólido hizo un trompo y quedó con el frente hacia al lado contrario. (D).