Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cavaliers quieren aprovechar el momento y Warriors recuperar su mejor juego

El alero de los Cavaliers de Cleveland, LeBron James, y el base de los Warriors de Golden State, Stephen Curry, disputan un balón en la segunda mitad del tercer juego de la Final de la NBA en Cleveland el miércoles 8 de junio de 2016. (AP Foto/Tony Dejak)

Cleveland (EEUU) (EFE).- La gran victoria conseguida por los Cavaliers de Cleveland en el tercer partido de las Finales de la NBA no solo le dieron el primer triunfo sino que les permitió tener el momento ganador con todos los halagos a su juego y las críticas a los Warriors de Golden State, los actuales campeones de liga.

Publicidad

Dentro de los Cavaliers hay satisfacción por lo conseguido, pero son conscientes que todavía están abajo en la serie 1-2 y que el cuarto partido para ellos volverá a tener una gran importancia.

De ahí, que el alero estrella LeBron James, que a nivel individual también recuperó su condición de “King”, se mostró precavido a la hora de hablar que son los Cavaliers los favoritos a conseguir el título de liga.

“Lo que conseguimos fue una victoria importante, que evitó que nos pusiéramos al borde de la eliminación, pero no hemos ganado nada, y mucho menos le hemos quitado ningún tipo de ventaja a los Warriors, que hicieron su trabajo con las dos victorias que obtuvieron de locales”, declaró James. “De ahí, que lo único que nos interesa es seguir concentrados y volver a hacer bien las cosas en el cuarto partido”.

En ese sentido, aunque James rechazó las críticas que se le han hecho a su compañero el ala-pívot Kevin Love, que al ser baja por una conmoción cerebral, de ser demasiado “blando” para jugar en unas Finales, si estuvo de acuerdo a que se mantenga en el cuarto partido la misma alineación titular que salió en el tercero.

La ausencia de Love, que podría estar ya disponible para el cuarto partido, obligó al entrenador de los Cavaliers, Tyronn Lue, a sacar el veterano alero Richard Jefferson, que hizo una gran labor defensiva y le dio carácter al equipo.

“No vamos a descubrir la gran aportación que durante toda la temporada nos ha hecho Love, pero sale de una conmoción cerebral y lo mejor para él es que no salga de titular y si pueda recibir los minutos que lo necesitemos”, comentó Lue. “Jefferson ha jugado un gran baloncesto y se merece seguir de titular”.

Los Cavaliers esperan que en el cuarto partido, el pívot Tristan Thompson mantenga su gran momento en el juego interior, el base Kyrie Irving lidere el juego de equipo y el escolta J.R.Smith sea la mejor arma del equipo en la ofensiva exterior, con los tiros desde fuera del perímetro.

“Todo el equipo realizó una gran labor, recuperamos la mejor dinámica de juego y es conveniente mantener al mismo grupo en la pista para darle continuidad”, destacó Lue. “Sin duda que la aportación de Love volverá a ser también decisiva para el equipo”.

Mientras en el lado e los Warriors, el base estrella Stephen Curry, que dijo que lo que menos le preocupaba era tener la posibilidad de conseguir el premio de Jugador Más Valioso (MVP) en las Finales, lo que si prometió es que jugaría en el cuarto partido mejor que lo ha hecho hasta ahora en los tres primeros de la serie.

“Soy conscientes que necesito mejorar mi rendimiento de cara a que el equipo se beneficie y encontremos de nuevo el camino del triunfo”, comentó Curry, que en el tercero aportó 19 puntos, pero sólo dos en la primera mitad. “Nuestra preocupación es recuperar la energía en el juego durante los 48 minutos y todo volverá a ser diferente”.

Por su parte, el entrenador de los Warriors, Steve Kerr, fue durísimo con los comentarios y las valoraciones que han hecho los periodistas acerca del “supuesto” hundimiento del equipo y sus estrellas Curry y el escolta Klay Thompson.

“Nada de esto era un problema cuando íbamos ganando 2-0”, declaró Kerr, ganador del premio de Entrenador del Año 2016. “Ninguno de los dos tuvo buenos partidos cuando estábamos 2-0 arriba pero nadie dijo nada porque ganamos. Ahora perdemos y se convierte en un gran problema. De esto se tratan los playoffs, de la especulación, las críticas y el dramatismo en el cambio de percepción sobre lo que está sucediendo”.

Kerr en plan irónico dijo que hace dos días los Warriors lo hacían todo de maravilla y los Cavaliers estaban ya derrotados y sin ningún futuro de cara a la serie de las Finales.

“Se decía que iban a ser barridos, pero nosotros siempre defendimos que se trataba de un gran equipo, y ahora resulta que nosotros somos los peores del mundo y que tanto Curry como Thompson están acabados”, comentó Kerr. “Cuando juegas los playoffs entiendes que los momentos de algún bache van a llegar, pero esto es todo”.

Kerr dijo que dentro de los Warriors todo es normalidad y confianza de cara a lo que puedan hacer en el cuarto partido, que garantizó no será para nada parecido al tercero.

“Tenemos capacidad para reaccionar como lo hicimos antes los Thunder y estoy seguro que nuestras rotaciones resultarán y serán de nuevo muy válidas para el equipo”, subrayó Kerr. “Vamos a estar centrados en el cuarto partido y después que haya finalizado sacaremos conclusiones, en todos los sentidos”, agregó. (D)

Publicidad