Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dramática situación laboral al descubierto, tras incendio en Bangladesh

Bomberos y ciudadanos combaten el incendio en una fábrica de ropa en el vecindario de Savar en Daca, Bangladesh, el s·bado 24 de noviembre de 2012. (Foto AP/Polash Khan)

DACA, Bangladesh (AP) — En medio de las cenizas, vidrios rotos y máquinas de coser calcinadas en lo que quedó de la fábrica Tazreen Fashions Ltd., quedaron esparcidos montones de pantaloncitos infantiles azules, rojos y blancos con la marca Faded Glory de Wal-Mart. Asimismo se veían prendas con la marca ENYCE del astro de hip-hop Sean Comb sobre el piso y en cajas de cartón.


Publicidad

Un reportero de The Associated Press que inspeccionó la fábrica el miércoles halló esas y otras prendas, incluso suéteres de la compañía francesa Teddy Smith, junto con el equipo calcinado en el incendio que mató a 112 trabajadores el sábado. También halló asientos en los libros de contabilidad que indican que la fábrica había recibido pedidos para producir prendas para Disney, Sears y otras marcas occidentales.

Las prendas y los documentos que quedaron en la fábrica muestran que era utilizada por varios comercios importantes de Estados Unidos y Europa, aunque por lo menos uno de ellos, Wal-Mart, había sido advertido sobre problemas de seguridad. Wal-Mart culpa a un abastecedor por haber usado Tazreen Fashions sin su conocimiento.

Bangladesh

Llamadas hechas a The Walt Disney Company y a Sears Holdings no fueron devueltas de inmediato.

El incendio puso de manifiesto lo que algunos grupos laborales, minoristas y gobiernos saben desde hace tiempo: la creciente industria del vestido en Bangladesh —solo segunda de China en exportaciones— tiene numerosos talleres peligrosos. Más de 300 trabajadores han muerto en incendios desde el 2006.

La policía arrestó el miércoles a tres directivos de la fábrica sospechosos de tener encerrados a los trabajadores que murieron en el incendio del sábado, el más mortífero en esa nación desde que empezó a exportar prendas de vestir hace 35 años.

El jefe de policía local Habibur Rahman dijo que los tres serán interrogados en medio de versiones de que muchos trabajadores intentaron escapar a las llamas pero no pudieron por estar encerrados. Agregó que el propietario de la fábrica no estaba entre los arrestados.

Los tres directivos fueron arrestados el miércoles en sus hogares en Savar, el suburbio de Daca donde se encuentra la fábrica. Rahman no los identificó por nombre ni por cargo.

Unas 1.400 personas trabajaban en la planta, 70% de las cuales eran mujeres. La mayoría provenían del norte, la región más pobre del país.

Los trabajadores sobrevivientes dijeron que las puertas de salida estaban cerradas y un oficial de bomberos dijo que habría muerto menos gente si hubiese habido al menos una salida de emergencia. De los muertos, 53 cadáveres están tan calcinados que no pudieron ser identificados y fueron enterrados en forma anónima.

El incendio comenzó en la planta baja, donde una trabajadora llamada Nasima dijo que montones de prendas bloqueaban parte de la escalera. Nasima, que usa un solo nombre, y otras trabajadoras dijeron que, cuando intentaron huir, los supervisores les ordenaron regresar a sus puestos de trabajo.

___

* El reportero de Associated Press Farid Hossain en Daca, Bangladesh, contribuyó a este despacho. Foto AP/Polash Khan: Bomberos y ciudadanos combaten el incendio en una fábrica de ropa en el vecindario de Savar en Daca, Bangladesh, el sábado 24 de noviembre de 2012.

Un bengalí carga el cadáver de un pariente muerto en un incendio de una fábrica de ropa en las afueras de Daca, Bangladesh, el domingo 25 de noviembre de 2012. Al día siguiente los trabajadores organizaron protestas contra las malas condiciones de trabajo. (Foto AP/Hasan Raza)