Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Congreso de EE.UU deja vencer las preferencias arancelarias de Ecuador

Washington, 31 jul (EFE).- El Congreso de Estados Unidos dejó vencer el programa de preferencias arancelarias andinas, que caducó hoy y que tiene como único beneficiario a Ecuador y fuentes legislativas consultadas por Efe consideraron poco probable que se renueve esta semana antes del receso parlamentario.


Publicidad

Tanto las preferencias arancelarias, contenidas en la Ley de Preferencias Arancelarias (ATPDEA, en inglés), como el Sistema Generalizado de Preferencias (GSP, en inglés), que fomenta el desarrollo en países pobres, vencieron hoy.

Según fuentes legislativas en ambas cámaras del Congreso consultadas hoy por Efe, el Legislativo no tiene previsto tomar medidas para prorrogar la ATPDEA, un programa vigente desde 1991 y que ha permitido que los países andinos exporten sus productos a EE.UU. libre de aranceles, como premio a sus colaboración en la lucha antidrogas.

“Sabemos que hay presiones para renovar el GSP y los legisladores lo están tomando en cuenta. Sobre la ATPDEA solo puedo decir que por ahora no hay planes para que el Congreso tome medidas antes del receso”, dijo una fuente del Senado, que pidió el anonimato.

Otra fuente de la Cámara de Representantes, con jurisdicción en asuntos comerciales, se hizo eco de esas declaraciones y añadió que, en la actualidad el Congreso sopesa un proyecto de ley para extender la vigencia del GSP, aunque no hay fecha para su votación.

Ecuador, que queda como único país beneficiario de la ATPDEA, ha renunciado a esas preferencias económicas tras la controversia generada por el extécnico de la CIA Edward Snowden, acusado de espionaje por EE.UU., quien pidió asilo político al país andino el mes pasado.

En esa ocasión, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, dijo que su Gobierno estudiaría rigurosamente la solicitud de asilo.

En respuesta, varios líderes de ambos partidos en el Congreso estadounidense, entre ellos la congresista republicana por Florida Ileana Ros-Lehtinen, dijeron que apoyarían revocar los beneficios arancelarios para Ecuador.

Colombia y Perú salieron del programa tras poner en marcha sendos acuerdos comerciales con Estados Unidos, y Bolivia fue expulsada durante la presidencia de George W. Bush como castigo a su presunta falta de cooperación en la lucha antidrogas.

En el pasado, el Congreso ha renovado la vigencia de la ATPDEA de forma retroactiva, para así proteger a los exportadores que pudieran ser perjudicados por el vencimiento de la prórroga.

Se calcula que unos 400.000 empleos en Ecuador dependen de ese beneficio arancelario, que afecta a poco más de 700 productos de ese país. Sólo el Congreso puede prorrogar el programa.

Por otra parte, el representante de Comercio Exterior de EE.UU., Michael Froman, instó hoy al Congreso a que renueve el GSP, un programa que también caducó hoy y que desde hace 37 años promueve el crecimiento económico en países en vías de desarrollo.

Aún si el Congreso no prorroga pronto el GSP, los países africanos incluidos en el programa podrán seguir exportando sus productos libre de aranceles, en cumplimiento de la Ley para el Crecimiento y Oportunidad de Africa (AGOA, en inglés).

Froman señaló en un comunicado que el GSP promueve el desarrollo al permitir las exportaciones libre de aranceles de hasta 5.000 productos de 127 países y territorios.

Pero el GSP también apoya a los negocios en Estados Unidos ya que tan solo en 2012, las empresas estadounidenses importaron productos por un valor de 19.900 millones de dólares bajo el programa, incluyendo materia prima, componentes de repuestos y maquinaria pesada, indicó Froman.

“A partir del 1 de agosto, las empresas y consumidores de Estados Unidos pagarán más por miles de productos importados bajo el programa de GSP, incluyendo muchos insumos para la manufactura”, advirtió Froman.

“La Administración Obama urge al Congreso a que extienda este importante programa comercial, que incrementa la competitividad de EE.UU., mantiene los costos bajos para los consumidores y beneficia a los países más pobres del mundo”, puntualizó Froman. EFE