Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rusia amplía embargo a productos europeos al prohibir grasa y harina animal

Moscú, 20 oct (EFE).- Rusia amplió hoy el embargo a los productos y alimentos procedentes de la Unión Europea (UE) al prohibir también la importación de harinas y grasas animales, y otros subproductos cárnicos destinados a la alimentación.


Publicidad

Esa prohibición “temporal”, que entrará en vigor a partir de mañana, martes, se adoptó al detectar “innumerables” sustancias prohibidas y tóxicas en las partidas procedentes de la UE, según informó el Servicio de Inspección Agropecuaria de Rusia (Rosseljoznadzor) en un comunicado.

Los nuevos alimentos prohibidos incluyen subproductos cárnicos de vacuno y porcino, además de harina animal y grasas de vacuno, porcino (incluido el unto y manteca) y avícola.

El subjefe de Rosseljoznadzor, Yevgueni Nepoklonov, ya ha informado sobre la medida al correspondiente departamento veterinario de la Comisión Europea.

Como salvedad, la producción que cruce la frontera rusa antes del próximo 26 de octubre será sometida a los correspondientes análisis de laboratorio para confirmar su seguridad.

El sábado, el servicio encargado del control veterinario y fitosanitario ya limitó la importación de subproductos cárnicos de la UE debido a la violación de las normas sanitarias que rigen en la Unión Aduanera, que integra a Rusia, Bielorrusia y Kazajistán.

Recientemente, el presidente ruso, Vladímir Putin, advirtió a la Unión Europea que le será difícil volver al mercado ruso, una vez éste sea ocupado por empresas latinoamericanas y asiáticas.

“El peligro para nuestros tradicionales suministradores es que cuando una compañía se asienta en un mercado, en este caso en el ruso, apartarla ya va a ser muy difícil después, si no imposible”, dijo.

En su opinión, “las compañías europeas lo entienden, por lo que están muy decepcionadas con sus Gobiernos” por su política de sanciones contra Moscú.

A principios de agosto, Putin prohibió las importaciones de alimentos, frutas, verduras y lácteos occidentales -la UE, EEUU y Canadá, entre otros-, en respuesta a las sanciones contra Rusia por su papel en el conflicto ucraniano.

La prohibición de las importaciones alimentarias occidentales introducida por el Kremlin ya ha provocado un aumento de los precios, pese a los denodados intentos del Gobierno por impedirlo.

A principios de octubre, la prensa local informó de que los precios de la carne de pollo y cerdo aumentaron desde enero pasado entre un 20 % y un 25 %. EFE