Ecuador. Lunes 22 de Mayo de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El Banco del Sur quiere entrar en operación este año

Banco del Sur

El Banco del Sur, una entidad creada en 2002 para financiar la integración y desarrollo en Suramérica, quiere entrar en operación este mismo año, afirmó en entrevista con Efe el director ejecutivo por Ecuador de esa institución, Andrés Arauz.

“Aspiramos a que no pase de este año”, insistió Arauz al destacar las reuniones que con ese objetivo sostendrán autoridades de la entidad financiera en Quito entre el 20 y 23 de abril próximo, de forma paralela a la Cumbre presidencial de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

En esos días se prevé la celebración de reuniones del Consejo de Administración, de los ministros de Finanzas de los países miembros del Banco y de los mandatarios de esas naciones.

Arauz, que es también ministro coordinador de Conocimiento y Talento Humano de Ecuador, insistió en que se espera que tras esas reuniones finalmente se pueda tener “al Banco Del Sur operando en las próximas semanas, pero en ningún caso más allá de 2016”.

Recordó que ya se incumplió un plazo establecido en principio para la entrada en operación del banco el 30 de septiembre del año pasado, pero remarcó que ahora todo está listo para que se ponga en marcha a la entidad.

“Tenemos toda la dimensión técnica avanzada” y se ha “desarrollado todo el cuerpo normativo que necesita un banco para ponerse en operación”, agregó al insistir en que el objetivo de las reuniones en Quito es “lograr esta voluntad política” para poner en funcionamiento al Banco del Sur.

Para Arauz, la coyuntura debería obligar a acelerar los pasos, pues la situación económica mundial y la demanda de liquidez en la región requiere de “una alternativa financiera de nuevo tipo que, además de impulsar la integración regional, pueda relanzar el crecimiento” en Suramérica.

La demora, dijo, se debió a que el “boom de los comodities” de hace algunos años, cuando las materias primas alcanzaron precios altos, volvió cómodo el empeño de los países para afrontar los choques financieros externos.

“En cambio ahora tenemos una coyuntura externa más complicada que hace que los países tengan que mirarse a sí mismos en términos de ubicar fuentes de financiación para la región”, agregó.

También las denuncias de “manejos indebidos de flujos financieros hacia paraísos fiscales y fuentes extrarregionales hacen que la región se pregunte cómo orientar el ahorro de la propia región para financiar el desarrollo”, añadió.

Por ello, Arauz reiteró que es una necesidad para Suramérica contar lo más pronto posible con su Banco, en operación.

De momento, el Banco del Sur esta conformado por Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Uruguay, Venezuela y Paraguay, pero en la cumbre de Quito se hará una nueva invitación para que los otros Estados de la unión suramericana se integren a la iniciativa, sostuvo.

La Unasur está formada por Argentina, Brasil, Bolivia, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela. EFE (I)