Ecuador. viernes 24 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Argentina afirma que Bolivia envía menos gas y justifica acuerdo con Chile

El embajador argentino en Bolivia, Normando Álvarez, afirmó hoy que mermaron las exportaciones de gas boliviano a Argentina, y que no tuvo garantías de nuevos envíos para el invierno por lo que acordó la compra del hidrocarburo a Chile.


Publicidad

Álvarez dio una rueda de prensa para ofrecer detalles de la provisión de gas por parte de Bolivia y lamentar que por hablar del asunto haya sido “malinterpretado”, en alusión a las recientes críticas que le hizo el ministro boliviano de Hidrocarburos, Luis Sánchez.

Explicó que su país necesita asegurar la provisión del energético para las viviendas e industrias en el período de invierno, entre junio y agosto, y que Bolivia nunca envió la nota que se comprometió a mandar para explicar si estaba en condiciones de dar más gas.

Bolivia exporta a Argentina 16 o 17 millones metros cúbicos diarios del energético, pero la nación austral reclama más de 20 millones, aunque el Gobierno boliviano ha defendido que siempre ha cumplido con los requerimientos del mercado vecino.

No obstante, según Álvarez, en enero Bolivia envió siete millones de metros cúbicos, más del volumen habitual, y en febrero, dos millones más; pero en marzo hubo una merma mensual de 4,5 millones.

En abril la merma fue de 30 millones de metros cúbicos diarios de gas y en los primeros ochos días de mayo, la reducción fue de 38 millones, añadió.

El embajador dijo que de todos modos aunque Bolivia mandara todo el gas comprometido, hará falta más porque su país tiene uno de los consumos por cabeza del combustible más alto del mundo.

El diplomático también detalló que entre junio y agosto su país gastará 1.689 millones de dólares para asegurar su provisión del energético, de los que 317 millones pagará a Bolivia, 82 millones a Chile; además de 324 millones por compras que se harán en Puerto Bahía y 342 millones por el gas que desembarcará en Puerto Escobar.

“Lo que queremos decir, y es importante, es que Argentina va a seguir siendo y quiere seguir siendo socio de Bolivia”, agregó.

Álvarez también enfatizó que “no hay un conflicto como para decir ‘acá rompemos relaciones’, ni nada por el estilo” y que lo único que él pidió estos días es que Bolivia responda formalmente si podía o no exportar más gas para la época invernal.

La reacción del embajador se produjo tras ser acusado por el ministro boliviano de Hidrocarburos de hacer “política” con el tema del gas natural y de actuar de forma “irresponsable” al cuestionar la provisión boliviana cuando ya había un acuerdo con Chile.

Álvarez replicó que él no mezcla sus tareas y que nunca se reunió con nadie de la oposición boliviana “porque no corresponde” y, además, en Argentina tienen “suficientes problemas” propios.

Aseguró que la previsión de su país es ser autosuficiente en gas en siete años con los yacimientos de Vaca Muerta, pero aún así seguirá comprando gas natural a Bolivia por lo que no puede haber la menor duda de que Argentina “es un socio confiable, importante”.

Concluyó citando la posibilidad de que los presidentes de Bolivia y Argentina, Evo Morales y Mauricio Macri, respectivamente, finalmente celebren un encuentro en junio para definir nuevos acuerdos, entre ellos uno para que el país andino pueda vender electricidad a la nación austral por 15 años. EFE