Ecuador. Martes 6 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

“Doctor Strange”, la elegancia y el humor británico han llegado para quedarse

Que el cine de superhérores es uno de los grandes filones del momento para Hollywood no es nada nuevo. Y que busca sin cesar nuevos personajes tampoco. La ironía y la elegancia del “Doctor Strange” de Benedict Cumberbatch es una acertada apuesta que puede rivalizar con el mismísimo Iron Man de Robert Downey Jr.

Publicidad

Cumberbatch aporta su estilo impecablemente británico al último superhéroe de Marvel que ha saltado al cine y que pronto formará parte de la nómina de los Vengadores, con lo que el reinado del divertido e inteligente Iron Man está más que en peligro.

Esta semana ha llegado a los cines de todo el mundo la primera película protagonizada por Stephen Strange, el doctor Strange, y ya el nombre de Cumberbatch aparece en el elenco de “Avengers: Infinity War”.

La nueva de los vengadores aún tardará en llegar a los cines -se prevé el estreno para mayo de 2018- pero los nombres de los superhéroes que aparecerán en ella van conociéndose poco a poco.

Está previsto que aparezca el grueso de los vengadores, es decir, Iron Man (Robert Downey Jr.), Thor (Chris Hemsworth), Hulk (Mark Ruffalo), Capitán América (Chris Evans) y Black Widow (Scarlett Johansson).

Y también se ha anunciado la participación de personajes de “Guardians of the Galaxy”, un inesperado éxito de la factoría Marvel, protagonizada por Chris Pratt y Zoe Saldaña.

Es decir, que “Avengers: Infinity War” será una reunión aún más multitudinaria de superhéroes de Marvel que “Captain America: Civil War” en la que ya se les fue la mano un poco en eso de multiplicar personajes.

En esa última entrega de Capitán América había una docena de superhéroes que mantenían sus buenas o tensas relaciones según los casos.

Una cifra que se puede quedar corta con la guerra infinita que prometen los vengadores y que será “increíblemente emocionante”, como aseguró Vin Diesel (la voz de Groot en “Guardians of the Galaxy”) en un vídeo colgado en su cuenta oficial de Facebook.

Pero si hay algo que ya está levantando expectación es el enfrentamiento o relación que puedan tener Doctor Strange e Iron Man en esa película.

Porque pese a la proliferación de películas de superhéroes, el personaje que interpreta Robert Downey Jr., ese Tony Stark/Iron Man se ha convertido en el líder de todos ellos con esa mezcla de ironía y gamberrismo con el que le ha dotado el actor neoyorquino.

Frente a la brutal fuerza de Hulk o Thor, la habilidad de Hawkeye, la honestidad de Capitán América o la inteligencia de Black Widow, Downey Jr supo encontrar en el humor el elemento aglutinador de todo el grupo.

Un humor del que también hace buen uso Benedict Cumberbatch en su recreación de Doctor Strange, un personaje que, al igual que Iron Man, se ve convertido en superhéroe en un proceso de curación tras un grave accidente.

Además Cumberbatch y Downey comparten el honor de haber interpretado a uno de los detectives de ficción más famosos del mundo, Sherlock Holmes. El británico en una serie televisiva, trabajo por el que ganó un Emmy, y el estadounidense en dos películas, por la primera de las cuales se llevó un Globo de Oro.

Hasta ahí la similitudes. Muchas más son las diferencias entre sus personajes y entre ellos.

Si Strange es un superhéroe gracias al poder de la mente, Iron Man lo es por el desarrollo tecnológico. Y si Cumberbatch tiene una vida ejemplar como corresponde a todo un descendiente del rey Ricardo III, están más lejos de la ejemplaridad los años de abusos de las drogas y el alcohol que atravesó Downey.

Pero ambos parecen haber encontrado en los superhérores los mejores trajes para desarrollar su vis cómica y mostrar la inteligente ironía que muestran en sus declaraciones públicas.

Por eso y aunque quedan casi dos años para ver el resultado, ya hay una gran expectación por ver en la misma pantalla y frente a frente u hombro con hombro, a Strange y Iron Man. EFE (I)

Publicidad