Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El nuevo Kingsman tiene “mucha más emoción” que la primera parte

“Kingsman: The Golden Circle”, la nueva entrega de esta alocada comedia de espías, que se estrena esta semana en todo el mundo, “tiene mucha más emoción” que la primera parte y “se adentra más en los personajes”, según resaltó en una entrevista con Efe su director, Matthew Vaughn.


Publicidad

“A los que les gustó la primera parte, les va a gustar mucho la segunda”, señaló Vaughn, quien espera que algún día la mezcla entre lo tradicional y lo moderno de sus películas inspire a hacer otras similares dentro del género de acción.

Al igual que lo hizo con “Kingsman: The Secret Service” (2014), Vaughn ha vuelto a combinar lo mejor de los filmes de espías de la vieja escuela con brillantes toques modernos de ciencia ficción y de humor.

El también director de “Kick Ass” (2010) o “X-Men: First Class” (2011) confesó que lo más difícil de esta nueva película fue “hacer que los momentos de acción no fuesen repetitivos” y asegurarse de que “Elton John encajaba en la película”, quien finalmente le sorprendió gratamente durante el rodaje.

El cantante y compositor, de 70 años, ganó un Óscar a la mejor canción original por el tema “Can You Feel the Love Tonight”, de “The Lion King”, pero sus trabajos interpretativos se limitaban hasta ahora a prestar su voz a personajes en cintas de animación.

Junto a él, vuelven a esta segunda entrega caras conocidas como las de Taron Egerton (Eggsy) y Mark Strong (Merlin). Y también hay noticias de Colin Firth (Galahad), cuyo personaje murió al final de la primera parte tras ser asesinado por Richmond Valentine, un megalómano rico interpretado por Samuel L. Jackson.

Taron Egerton apuntó que estaba “muy emocionado de volver a su papel”. “Es mi primera experiencia de vuelta al mismo papel, pero nunca me sentí abrumado por ello porque Matthew todavía está al timón”, añadió.

Al reparto se han unido además rostros conocidos como el de Julianne Moore, quien se mete en la piel de la nueva villana Poppy Adams, la dueña de la misteriosa empresa criminal que da título a la película, “The Golden Circle”.

Moore reconoció a Efe que disfrutó interpretando su personaje, “una mujer envuelta en actividades criminales en el medio de la nada, pero que quiere atención y al mismo tiempo es muy influyente” en el nuevo escenario de la película, Estados Unidos.

“Siempre es bueno interpretar el papel de villana porque no hay comportamientos precedentes y puedes hacer lo que sea”, añadió la actriz.

Otros actores de prestigio como Halle Berry (Ginger Ale), Jeff Bridges (Champagne), Channing Tatum (Tequila) o el chileno Pedro Pascal (Whiskey) también se han unido a las órdenes de Vaughn para poder responder a las altas expectativas que dejó la primera película.

Halle Berry confesó que a pesar de haber participado en otros filmes de espías, ésta era una ocasión diferente por el papel que le tocó interpretar como Ginger Ale.

“Nunca antes interpreté al cerebro técnico de una agencia de espías y es eso lo que lo hace especial”, señaló a Efe la ganadora de un Óscar.

Las nuevas incorporaciones coincidieron en que a pesar del éxito de la primera parte, que logró recaudar 400 millones de dólares en todo el mundo, la nueva historia de los agentes secretos que se esconden detrás de una sastrería londinense no decepcionará a la audiencia.

Basada en el cómic de los británicos Mark Millar y Dave Gibbons, la primera parte narraba, a través del reclutamiento y formación del espía en potencia “Eggsy” (Taron Egerton), el mundo de una agencia de inteligencia que tiene como objetivo mantener el planeta a salvo.

En la segunda parte, los agentes se enfrentan a nuevos desafíos después de que fuesen destruidos sus cuarteles generales, lo que les lleva a dar con Stasteman, una agencia de espionaje aliada en Estados Unidos con quien deberán vencer al enemigo común y volver a salvar el mundo. EFE